"Los Ironman se preparan de verdad en los últimos 2 meses; ahora hay que ponerse el mono de trabajo"

Reflexiones de primavera de nuestro colaborador @tri4dream.

Emilio Moreno López (@tri4dream)

"Los Ironman se preparan de verdad en los últimos 2 meses; ahora hay que ponerse el mono de trabajo".
"Los Ironman se preparan de verdad en los últimos 2 meses; ahora hay que ponerse el mono de trabajo".

Van pasando las semanas y sin querer ya nos hemos situado a las puertas del mes de abril. En un abrir y cerrar de ojos nos hemos despedido del invierno (tarde 'usted' en volver, por favor) y nos adentramos en la primavera. Llega el momento de guardar los gorros, las térmicas, las mallas largas y empezar a disfrutar de verdad entrenando. Reconozco que no llevo muy mal el frío para el día a día pero entrenando me mata. Estoy deseando salir de corto en bici o correr algún día a pecho descubierto por el monte, aunque alguno me llame macarra.

Como ya os avancé en uno de los primeros artículos del blog, he pospuesto Ironman Niza para 2022. El objetivo número uno pasa a ser 140.6 INN en Girona. Campeonato de España de Larga Distancia. Alguno me dijo cuando avancé esa posible opción, que lo hacía por dinero. Que seguramente los TRADE INN me habían dado pasta para hablar de su prueba. Si pudiera utilizar aquí emojis, pondría veinte seguidos de carcajadas.

Niza se ha pospuesto para el 19 de septiembre. Es posible que se haga pero está claro que no será una prueba normal. Habrá muchas restricciones y cuando vaya a la Costa Azul me gustaría vivir una prueba mítica como es Niza en todo su esplendor. Quiero ver las calles a rebosar de público, con su feria, su pasta party, la playa llena de turistas y la Promenade Anglais con unos seguidores entregados a los hombres de hierro. Como todo esto en septiembre no lo veo posible, he decidido utilizar el comodín del cambio y hacerlo si Dios quiere sin ninguna restricción en junio de 2022. Es un bajón. Pero el Covid-19 nos está marcando el camino.

A pesar del chasco de Niza, me hace mucha ilusión la cita de Girona. Allí voy a coincidir con muchísimos amigos y la lista de salida es espectacular. No falta ningún triatleta español de nivel y como abanderados de los Pros estarán Emilio Aguayo y Judith Corachán, entre otros. Tengo ganas de volver a coincidir con Judith en una prueba. Ya lo hice en Ironman Vitoria 2019 y lo volveré a hacer en Playa de Aro. Tuve la suerte de conocerla gracias a Entrevistas desde el Confinamiento y descubrí a una auténtica crack.  Si algo nos gusta de este deporte es la oportunidad que te da de tomar la salida con los mejores.

Nueve semanas por delante para volver a competir en distancia Ironman. Estoy entrenando muy bien. Con mis problemas logísticos como padre de familia numerosa que soy, pero sacando siempre el 90% de los entrenamientos y con muy buen rendimiento.  Ahora viene lo más duro. Empezamos a subir el volumen. Ya hay bicis de 5 horas, transiciones larguitas, mucho trabajo en la cabra a ritmo de competición, series de carrera machando las zonas calientes… Alejandro Santamaría tiene que sacar lo mejor de mí en estas semanas. Llega nuestro momento. Contraté a Alejandro para dar un salto de calidad y creo que lo estamos consiguiendo.

Si Luis Aragonés decía que las ligas se ganan en las 10 últimas jornadas, ahora yo podría decir que los Ironman se empiezan a preparar de verdad en los últimos dos meses. Ahora es cuando hay que ponerse el mono de trabajo, sacar la bandera del sacrificio, comer bien, descansar y asimilar correctamente todos los entrenamientos. El trabajo de fondo está hecho. Ahora viene lo bueno. El premio final (Covid mediante) se empieza a vislumbrar a lo lejos y Girona espera. Un año y siete meses después de Ironman Barcelona 2019, volveré a vivir la pasión de disfrutar de una prueba más de larga distancia. Y será la quinta. No trates de entenderlo. Solo los que lo hacen y lo sufren saben a lo que me refiero.

Larga vida a los 226 kilómetros más famosos del mundo.  

Los mejores vídeos