El nuevo manillar inspirado en el triatlón que 'regatea' las polémicas prohibiciones de la UCI

La marca Coefficient ha lanzado el manillar Road Race con un diseño legal que permite adoptar una posición similar a las recientemente prohibidas de "llevar acoples invisibles”.

Redacción Triatlón

El nuevo manillar inspirado en el triatlón que 'regatea' las polémicas prohibiciones de la UCI.
El nuevo manillar inspirado en el triatlón que 'regatea' las polémicas prohibiciones de la UCI.

Según explica el artículo 1.3.008 de la normativa publicada recientemente por la UCI (Unión Ciclista Internacional), "el uso de los antebrazos como punto de apoyo en el manillar está prohibido, excepto en las pruebas contrarreloj”. Es decir, desde ya, en competición, los ciclstas no pueden apoyar los antebrazos en el manillar de la bici de carretera para adoptar la clásica posición aerodinámica de las pruebas contrarreloj, postura que veíamos a menudo en las escapadas de las carreras en línea y/o en los corredores que asumían la responsabilidad de marcar el ritmo al frente del grupo.

Pues bien, Coefficient llega al rescate de estos corredores y les ofrece una interesante alternativa... inspirada en el triatlón. Se trata de su manillar Road Race.

La posición que se consigue con el nuevo Road Race de Coefficient es similar a la adoptada por los triatletas de la ITU (Unión Internacional de Triatlón) al agarrarse a los acoples aerodinámicos recortados que están permitidos en categoría élite en las pruebas con drafting (la norma de la ITU para estas carreras en las que se puede ir a rueda dice: "Están permitidos los acoples siempre que no sobrepasen, incluyendo la pieza de unión, el plano vertical que determina la parte más adelantada de las manetas de freno"). 

Este manillar sí está aceptado tanto por la ITU como por la UCI porque es de una sola pieza, tal y como dictamina el artículo 1.3.022: “En las carreras en ruta se prohíbe la instalación de cualquier componente o extensión adicional del manillar".

BeFunky collage 98 1220x813
 

Más allá de su denominación –Road Race–, el manillar de la firma estadounidense, con sede en California, puede usarse, por supuesto, también para triatlón, e incluso para gravel.

El puente delantero, que funciona como soporte (es compatible con Garmin, Wahoo, Hammerhead y muchos más; además, se puede montar una cámara GoPro justo debajo) para al ciclo-computador, permite una posición más estirada y estrecha mientras mantienes las manos en contacto con las barras, lo que ayuda a controlar mejor la bicicleta.  

A diferencia de otros manillares, en el Road Race el tamaño es proporcional y la profundidad de la parte superior se reduce en los modelos más pequeños, para que sea más fácil de agarrar con manos más pequeñas.

Según especifica la web de la compañía, está disponible desde febrero y cuesta 437 euros.

Anchos disponibles: 38cm, 40cm, 42cm, 44cm

Drop: 127 mm

Reach: 77 mm

Los mejores vídeos