No es un sillín, es un sillón: desvelamos el secreto del nuevo sillín de Patrick Lange

Así es el Watt de Selle Italia para larga distancia: ofrece una amortiguación maximalista que asegura la comodidad necesaria para rodar en posición aerodinámica durante horas.

Alberto Cebollada

No es un sillín, es un sillón: desvelamos el secreto del nuevo sillín de Patrick Lange.
No es un sillín, es un sillón: desvelamos el secreto del nuevo sillín de Patrick Lange.

“Un sillín muy cómodo con una punta sobredimensionada y muy amortiguada que ofrece un grado de confort muy elevado. Con el Watt no vas a tener la necesidad de levantarte del sillín pudiendo mantener la posición aero durante horas"...

Si otras marcas optan por ofrecer diseños minimalistas con siluetas finas y chasis y monturas que han sufrido dietas reduciendo material y almohadillado, este Watt ofrece lo contrario. Se trata de una novedad que responde a la demanda del triatleta dos veces campeón del mundo de IRONMAN Patrick Lange: LA COMODIDAD.

No es un sillín, es un sillón: desvelamos el secreto del nuevo sillín de Patrick Lange.    

El nombre Watt, inspirado en la unidad de medida de la potencia, no solo es un sillín mega amortiguado y a su vez ligero al contar con unos raíles de carbono, sino que su especial anchura en la punta permite a los triatletas tener una mayor superficie de apoyo a la hora de pedalear en posición aerodinámica. Además, su tecnología AirFlow libera de presiones la zona perineal, en esto contribuye también su generoso almohadillado ofreciendo una  comodidad excepcional que hemos podido comprobar en cada una de las largas tiradas que hemos pedaleado sobre él.

¿Qué dice la publicidad?

Resultado de años de estudios del departamento R&D de Selle Italia, Watt responde a las demandas de los triatletas más exigentes. Garantiza un aumento en la eficiencia del pedaleo, un mayor confort siendo un sillín que permite maximizar el rendimiento. 

¿Qué hemos notado nosotros?

Hemos testado la versión Watt Kit Carbon Superflow con raíles de carbono. Un modelo que tiene con un orificio central Superflow que libera de presión la zona perineal y que se ofrece en un unico tamaño, sin diferenciación anatomica por sexo. Una de las apreciaciones que Patrick solicitó a los diseñadores de este nuevo modelo fue que se aumentase la superficie de apoyo al pedalear adelantado sobre la punta del sillín. Y por ello la nariz de este Watt se ha engrosado 50 milímetros en pro de un mayor apoyo y estabilidad de la pelvis del triatleta en posición adelantada sobre el sillín.

No es un sillín, es un sillón: desvelamos el secreto del nuevo sillín de Patrick Lange.
 

 

Esta mayor anchura junto al grueso y blando almohadillado se notan desde la primera pedalada, pero en especial se agradece con el paso de las horas pedaleando en posición aero. Podemos afirmar que tras jornadas de 5 y 6 horas en posiciones adelantadas testando el Watt han sido las que menos molestias hemos experimentado en la zona perineal. Se trata del sillín más cómodo para triatlón de larga distancia que hemos probado hasta la fecha. Por eso ahora ya sabemos el secreto del Watt: no es un sillín, es un sillón. 

No es un sillín, es un sillón: desvelamos el secreto del nuevo sillín de Patrick Lange.
 

El acabado de la capa exterior que lo envuelve cuenta con una superficie “High Grip” que asegura que la posición que adoptes sobre la punta no se altere ni un ápice, ni ante un bache ni estando empapado por una elevada sudoración. En la parte posterior su anchura es de 133 mm lo que permite en fuertes subidas  aprovechar el apoyo isquiático para pedalear en posición de escalada. Es interesante destacar de este modelo que los raíles de carbono son 10 mm más largos lo que permite un mayor rango de ajuste. Esto permite poder adaptarse mejor a los triatletas que busquen posiciones aerodinámicas extremas aumentando la superficie de contacto y con ello logrando mayor confort durante el pedaleo.

No es un sillín, es un sillón: desvelamos el secreto del nuevo sillín de Patrick Lange.
 

Además, en la parte inferior coincidiendo con el punto de apoyo de la bicicleta en los soportes de los boxes, tiene una protección de goma que lo caracteriza en color rojo y que protege los raíles de carbono de posibles golpes, manteniéndolo alejado de rayaduras. El peso de este sobreamortiguado y confortable modelo es de 200 gramos.

Oportunidades de mejora

-Sin duda es un sillín muy cómodo en posición aero mantenida en el tiempo, pero este argumento no es suficiente para afirmar que pedaleando sobre él aumenta la eficiencia del pedaleo o el rendimiento.

-Dado el pvp de este tope de gama para Triatlón de Selle Italia estaría muy bien poder disponer de un par de opciones con diseño ergonómico de acuerdo a la las diferencias morfológicas entre la anatomía femenina y masculina, e incluso dos diferentes densidades del acolchado segun peso del ciclista

-Su grueso almohadillado a nivel de los isquiones y en la parte posterior es innecesario en una posición de pedaleo de máxima flexión de cadera y tórax, que es para la cual se ha diseñado. 

-Su grueso almohadillado general hace que la posición de pedaleo se eleve en torno a los 6 mm respecto al sillín convencional, altura que varía según sea el peso del triatleta. Esta alteración de las medidas hace necesario bajar la altura del sillín para conservar la angulación particular de la óptima eficiencia del pedaleo.

No es un sillín, es un sillón: desvelamos el secreto del nuevo sillín de Patrick Lange.         

Fortalezas

-La mayor anchura de su nariz, junto al grueso y blando almohadillado, se notan desde la primera pedalada, pero en especial se agradece con el paso de las horas pedaleando en posición aero. Se trata del sillín más cómodo para triatlón de larga distancia que hemos probado hasta la fecha. 

-El orificio central Superflow libera de presión la zona perineal.

-La nariz además de ser más ancha cuenta con un canal central de prolongación del hueco Superflow que ayuda a liberar presiones de la zona de apoyo.

-Los raíles de carbono 10 mm más largos permiten un mayor rango de ajuste logrando adelantar la posición en pro de una mejor aerodinámica sin sacrificar superficie de contacto con el sillín y conservando la comodidad.

-La protección de goma en color rojo que protege los raíles de carbono de posibles golpes y rayas al dejar la bicicleta colgada en boxes.

-Ligereza para este sobreamortiguado y confortable modelo, tan solo 200 gramos.

No es un sillín, es un sillón: desvelamos el secreto del nuevo sillín de Patrick Lange.
 

Conclusión

No ha sido difícil darnos cuenta de cuál es la clave, “el secreto”, del sillín que utiliza Patrick Lange en larga distancia. Basta una salida manteniendo durante horas la posición aerodinámica para notar su alto grado de confort. Tras rodar horas y horas sobre el Watt y bajarte de la bici, sientes que tu zona de contacto con este sillón no se resiente como ocurre sobre otras monturas. Sobre el Watt la zona perineal está más protegida y sufre menos presión que sobre otros sillines gracias a una mayor anchura de la nariz, un mayor y más blando almohadillado y una mayor superficie total de contacto de la cual la zona central queda liberada. Diferentes salidas en posiciones adelantadas en pro de reducir al máximo el efecto del aire sobre nuestro cuerpo nos han servido para confirmar una y otra vez lo cómodo que resulta este sillín. Calificado como “sillón” dada su comodidad y grueso almohadillado, lo hemos querido usar también sobre una bicicleta de carretera convencional sobre la que nos encanta rodar en posición aero, y nos ha gustado tanto…, que no queremos volver a poner el sillín que usábamos antes.

Los mejores vídeos