¿Maravilla futurista o engendro?

Su creador la ha llamado “Pluma" y es el resultado de siete años de trabajo.

El diseñador industrial portugués Nuno Teixeira ha hecho realidad un proyecto que empezó a cobrar forma en su cabeza hace casi una década.

La idea era sencilla: hacer una bicicleta de pista lo más aerodinámica posible, encerrando todos los elementos que pudieran frenar el avance de la bicicleta dentro de un carenado suave de carbono y kevlar.

"Pluma" está construida como un "sándwich" de fibra de carbono sobre la parte superior de un núcleo de espuma de PVC. Se propulsa con un Rotor 3D (51 x 15). Utiliza una rueda trasera lenticular de carbono para minimizar la turbulencia en el interior del carenado. La delantera lleva cinco radios, también de carbono.

El inventor de este prototipo o engendro, según cómo y quién lo mire, no ha facilitado el peso del mismo. Aunque sí ha confirmado que ya ha tenido un encargo por parte de un cliente suizo...