Así es el set de "luces conectadas" AURA 100 / BLAZE LINK de Sigma

En el set AURA 100 / BLAZE LINK, tanto el AURA 100 LINK como el BLAZE LINK pueden utilizarse por separado.

Así es el set de  luces conectadas  AURA 100   BLAZE LINK de SIGMA SPORT
Así es el set de luces conectadas AURA 100 BLAZE LINK de SIGMA SPORT

Gracias a una innovadora función de enlace, las luces pueden emparejarse entre sí en un instante a través de Bluetooth. Una vez conectadas, ambas luces pueden encenderse y apagarse a través de la luz delantera AURA 100 LINK y controlarse de forma intuitiva. Con el modo automático, un sensor de luminosidad integrado enciende y apaga automáticamente ambas luces. Los indicadores LED situados en la parte superior de la luz frontal ofrecen siempre una visión general del estado de la batería de ambas luces, así como del modo utilizado en cada momento. El innovador set de iluminación recibió el premio Winner en Eurobike 2021.

Máxima potencia: el AURA 100 LINK

Con una intensidad luminosa de hasta 100 lux y un alcance de 110 metros, el AURA 100 LINK es la luz frontal con certificación StVZO más potente de SIGMA y garantiza una óptima visibilidad en el tráfico rodado. Los ciclistas pueden elegir entre cinco modos de iluminación. La pantalla del AURA 100 LINK muestra siempre en qué modo se está utilizando la luz frontal. La línea de luz lateral actúa como guía de luz y aumenta la visibilidad desde ambos lados. Se trata de un importante elemento de seguridad. El cierre rápido es muy práctico: el deslizador integrado hace que AURA 100 LINK sea aún más adecuada para el uso diario. La luz puede colocarse y retirarse fácilmente del soporte. 

El compañero perfecto: la luz trasera BLAZE LINK

La luz trasera BLAZE LINK, que también cumple el estándar StVZO, aumenta considerablemente la seguridad del ciclista en el tráfico rodado aportando una visibilidad desde 500 metros, una función de luz de freno integrada y el modo de iluminación automático. Gracias al sensor de aceleración integrado en el BLAZE LINK, tres potentes LEDs señalan claramente cada frenada a los demás usuarios de la carretera. El sensor de luminosidad, por su parte, detecta la luz ambiente y enciende y apaga automáticamente la luz trasera en condiciones de poca luz, garantizando la seguridad y la visibilidad del ciclista en el tráfico rodado.

Nuestros destacados