De viaje con la bici

Da igual si te vas de vacaciones en avión, en coche o en barco, si no quieres separarte de tu bici te contamos cómo transportarla en una maleta.

Javier Bañón

Lo primero antes de decidir cómo vas a transportar tu bici te recomendamos que cuides algunos detalles a la hora de empaquetarla. Ten en cuenta que sólo te llevará unos minutos y la bici llegará en mucho mejor estado. Ya sabes, mejor prevenir que luego curar ¿quién sabe dónde podrás comprar una patilla de desviador en una ciudad que no conoces?

¿CAJA O BOLSA?: Si sólo vas a hacer un viaje en tu vida quizá no conviene que compres una maleta de viaje, bastará que te acerques a tu tienda de bicis de confianza y pidas una caja de cartón sobrante (seguro que les sobra alguna). No obstante, si te gusta el rollo de viajar con la bici SIEMPRE recomendamos el uso de una maleta específica que encaje con nuestro modelo y dimensiones de bicicleta.

POR PARTES: Quita ruedas y, a su vez, los cierres rápidos de éstas para evitar que ocupen espacio en la caja y puedan arañar o dañar irreparablemente el carbono de tu cuadro. Te recomendamos agarrarlas con bridas a algún elemento de forma que no queden sueltas y puedan golpear otras partes así como perderse. Desmonta también el conjunto sillín y tija (previo marcado de posición con cinta) y guárdalo para que tampoco quede suelto.

En función de las dimensiones de tu caja a lo mejor tienes que desaflojar los tornillos allen de la cruceta de la potencia-manillar para plegarlo sobre el cuadro una vez hemos dejado la horquilla a 90º de cualquiera de sus laterales. Si es muy larga debido a la talla te recomendamos desmontar manillar de la potencia y, una vez suelto, volver a agarrarlo mediante bridas para evitar males mayores.

Cuidado con el cambio, tras desmontar la rueda trasera queda bastante expuesto a golpes. No cuesta nada desaflojarlo para  salvaguardar su integridad en caso de facturar tu bici en vuelo de avión. Por supuesto, quita cualquier elemento añadido a la bici como sistemas de hidratación, monitores de medición cardíaca o medidores de potencia y llévalos en tu equipaje normal. Hay piezas que puedes sujetar entre si agarrándolas con bridas, como la cadena previamente protegida con plásticos o bloquear la posición de la biela pasando una brida por el hueco del eje del pedal sobre las vainas.

Recomendamos que desmontes la bici para su transporte. No se trata de que hagas un despiece milimétrico. Bastará con que desmontes las ruedas (casi siempre obligatorio), los pedales, conjunto manillar-potencia, tija sillín e incluso patilla de cambio trasero.

MÁXIMA PROTECCIÓN: Si guardas los protectores de plástico blando con los que suelen venir una bici nueva genial. Si no basta con que compres un poco de espuma de plástico o protector térmico de tubería para proteger tu cuadro. En su defecto también puede servir algo de cartón duro y adaptarlo a cada parte de la bici.

Tanto la horquilla como las punteras traseras conviene protegerlas con separadores para que, ante impactos fuertes el cuadro no sufra. Asimismo no vendría mal que protegieras los dientes del plato grande con algún neumático viejo (así evitarás que se dañen y de que puedan perforar la bolsa.

BRIDAS: ¡Esas grandes amigas! Nunca olvides las bridas para empaquetar y agrupar elementos de la bici que no quieres que se golpeen entre si. ¿Has visto cómo viene una bici de fábrica? Si eres capaz de reproducir algo parecido te damos nuestra 'Matrícula de Honor'. Las bridas, además, te servirán para ajustar cables o elementos de la bici que hayan quedado 'tocados' en el viaje.

HERRAMIENTAS: Te recomendamos un mini-pack para volver a ensamblar los elementos que has desmontado. Así que, mínimo deberás incluir llaves allen para montar/desmontar tija de sillín, potencia y tapa de potencia, pedales, patilla de cambio, así como todos los elementos que hayas añadido al cuadro como sistemas de hidratación, etc.

MARCAS PARA RECUPERAR FITTING: Si llevas poco tiempo en el triatlón y no conoces bien las medidas de tu bici, te recomendamos que lleves forrado en el interior de la maleta las medidas de distancia eje pedalier-sillín, posición del acople, angulación de los distintos elementos, etc.

Si eres de los que sabe perfectamente sus medidas de memoria bastará con que hagas pequeñas marcas de referencia con una cinta aislante para saber dónde va cada elemento de forma rápida e intuitiva. No está de más que te quites los miedos que puedas tener al respecto de la mecánica, mejor que sepas solventar un problema fuera de carrera que tener que afrontarlo durante el transcurso de ésta.

De poco sirve la 'pasta' que te hayas podido gastar en un bike-fitting si cuando viajas y desmontas elementos luego no los dejas en la misma posición en la que has estado trabajando los entrenamientos después de haber ido a un estudio por parte de un especialista.

ANTES DE VIAJAR PREGUNTA: Antes de viajar mira bien cuánto te va a costar. A lo mejor la decisión de tomar un medio de transporte en principio barato se puede tornar en cara por tener que abonar tasas extra al llevar equipaje que excede en medida, peso o ambas. Ten en cuenta las condiciones de cada compañía y avisa que vas a facturar equipaje deportivo, generalmente se factura por cintas transportadoras más amplias.

CANDADO Y DIRECCIÓN: Es la única manera de evitar que te abran la maleta (y aún así te la puede abrir alguien que tenga ganas de ver lo que hay dentro). Si vas a utilizar candado compra uno de contraseña, así evitas el engorro de acordarte dónde pusiste las llaves… Eso sí, acuérdate de la maldita contraseña porque si no… Otro consejo de seguridad, lleva identificada tu maleta por dentro y fuera SIEMPRE, con nombre y sobre todo dirección física. En caso de pérdida siempre te queda el consuelo de que existan almas caritativas por el mundo.

LEYENDAS URBANAS: Hay quien dice que al transportar las bicis en la bodega de un avión, al no estar presurizada, los neumáticos pueden estallar. Nosotros hemos probado a viajar con las ruedas hinchadas y no ha pasado nada, aunque la recomendación está ahí… Otro consejo que, de obvio parece absurdo, es vaciar los bidones de agua (en el caso de que los llevemos en el cuadro). Lo que puedes conseguir es que el agua se desparrame por el interior de la maleta.

TRES MALETAS PARA TU BICI

Canyon Bikeshuttle
Estructura de aluminio y ruedas con ejes reforzados. Doble densidad en la zona de las ruedas, triple bisagra. Cuatro fijaciones interiores. Nos ha sorprendido por sus acabados y seguridad ante fuertes golpes. Es una caja rígida con cuatro cierres de llave (dos superiores y dos laterales), asa superior y tirador lateral para transporte. Las ruedas, cuatro en total, permiten una movilidad unidireccional (hacia adelante y hacia atrás). El interior es de espuma acolchada que amordaza suavemente el cuadro y las ruedas, sin necesidad de agarrarlo con cintas y una cinta interior lateral para sujetar la bisagra en 90º. Incorpora fundas para las ruedas desmontadas.

Para quién: Por dentro y por fuera cealidad alemana y diseño rotundo.
Lo mejor: Acabados y relación precio/calidad.
Lo peor: Muy justa para bicis TT. Algo pesada para su capacidad.
Peso: 14,960 kg
Dimensiones exteriores: 112x80x28 cm (largo alto x ancho)
PVP: 219€ (189€ si compras una bici Canyon)
Más información: www.canyon.com

BTWIN

Si quieres una bolsa de transporte para proteger tu bici y evitar que ésta a su vez manche el resto del equipaje sin realizar un desembolso alto, esta bolsa cumplirá con creces tus expectativas. La correa para uso de hombro, la abertura amplia con cremallera y el fondo rígido completan un conjunto realmente útil, que cumple con creces el 90% de los usos de una bolsa de transporte.

Su composición 100% poliéster es fácilmente lavable con un cepillo de cerdas duras y agua y jabón neutro. Su resistencia a la abrasión y al desgarro, se complementan con propiedades impermeables.

Para quién: Triatletas y ciclistas que quieran una bolsa fácil de transportar y guardar de forma compacta en casa, por un precio ajustadísimo y que vayan a utilizarla, fundamentalmente, para transportarla en autobús, monovolúmen, etc. Preferentemente no utilizarla para trayectos donde realmente no podemos dirigir el trato y manipulación de la misma. No obstante, hemos visto más de una de éstas en nuestros numerosos viajes de presentación por Europa. Por algo será.
Lo mejor: Ligereza y precio muy asequible.
Lo peor: Al no ser rígida conviene proteger bien por dentro el cuadro en caso de facturarla.
Peso: 3,6 kg
Dimensiones exteriores: 135 x 85 x 27 cm (largo x alto x ancho)
PVP: 74,95€
Más información: www.decathlon.com

Thule Bike Case 836

Sirve tanto para bicicleta de carretera como de montaña. Tan minimalista como útil: contiene dos láminas de espuma, una protección de plástico, una bolsa de mano, una bolsa para herramientas y un envoltorio para cadena o tubo.

Para quién: ¿Quieres una maleta para 'volar en business'? Esta Thule 836 muestra todos los detalles en  acabados y funcionalidad al nivel que este fabricante sueco nos tiene habituados en materia de portabicis, vacas y todo tipo de accesorios para añadir soluciones funcionales en materia de transporte de elementos. Si  buscas una de las mejores opciones del mercado, la robustez y acabados de esta maleta te van a convencer a lo largo de los muchos viajes que podrás hacer a esta maleta. Diseño rotundo y máxima ergonomía para su transporte hacen de esta maleta toda una referencia en su categoría.
Lo mejor: La calidad del conjunto y el valor añadido de marca que bien merece tu bici: toda una garantía.
Lo peor: Quizá el precio, algo cara. Aunque el que compra Thule sabe lo que tiene entre manos.
Dimensiones: Tamaño interior: 114 x 74 x 24 cm (largo x alto x ancho). Tamaño exterior: de 119 x 77 x 26 cm.
PVP: 562€
Más información: Macario / thule.com
 

BIKETRANSPORT

Es un servicio de transporte especializado para que tu bicicleta llegue en perfecto estado a tu competición. Biketransport se ocupa de llevarte la bicicleta (montada) a la competición y traértela de vuelta a casa una vez terminada, así de simple.

Con el servicio Biketransport el transporte de tu bicicleta a las pruebas de triatlón y/o ciclismo es cómodo, seguro y económico... Sólo tienes que entregar la bicicleta en uno de sus puntos de recogida (tiendas concertadas) unos días antes de la prueba.

• Más económico que llevando la bicicleta en el avión.
• Servicios extras que harán que disfrutes de tus viajes con toda comodidad.
• Sin preocupaciones sólo descansar y prepararte para tu prueba y además, puedas disfrutar de ventajas y descuentos en otros servicios como tiendas, material de triatlón, ciclismo, centros de entrenamiento, etc.

Las tarifas que maneja Biketransport cubren los siguientes eventos: ICAN Málaga, XTerra Berga, Challenge Roth, Sailfish Half Berga, ExtremeMan Menorca, 70.3 Lanzarote y Challenge Barcelona Costa Maresme (Calella). Debido a costes logísticos específicos, el importe para Lanzarote es de 200€ y 15€ adicionales para enviar una bolsa junto a la bicicleta.

Competiciones distancia IronMan (3’8–180-42) 140€ y para las competiciones distancia 70.3 (1’9-90-21) 130€. El coste adicional por incluir una mochila es de 15€  (hasta 30L) o maleta de viaje por 35€. La organización confirmará la realización del servicio una vez se alcance el mínimo de plazas establecidas para cada evento (normalmente un mínimo de 25 bicicletas).

Más información: biketransport.es

EN AVIÓN

Antes de reservar tu billete de avión es importante informarte de las condiciones que ofrece cada una. Una vez te hayas decidido conviene que aun así informes a la compañía que vas a volar con una bicicleta, pues se trata de un bulto cuya principal rémora no es el peso (salvo que dentro lleves piedras) sino el volumen.

Como consejo, te anticipamos que las compañías de bajo coste no son muy recomendables para este tipo de equipajes. Mientras ofrecen un asiento con derecho a equipaje de mano muy asequible (tanto que muchas veces es más barato que irte en autobús a tu pueblo), donde realmente hacen el negocio es en la facturación de maletas extra y más cuando encima se trata de un bulto fuera de lo común. Presta atención a los apartados donde se hable de franquicia de equipaje autorizada* que hace siempre referencia al peso y dimensiones totales de la maleta que puedes llevar (piensa que además de la bici en su maleta tendrás que llevar ropa y enseres personales):

*Franquicia de equipaje autorizada: La franquicia de equipaje corresponde al número de piezas de equipaje y peso máximo que puede transportar gratuitamente en bodega asociado a un billete. Como tal varía en función del billete que hemos comprado, de tal forma que si tenemos un billete en ‘Business’ siempre podremos facturar algo más de peso que si llevamos un billete en clase ‘Turista’. De todas formas conviene informarse de las condiciones que ofrece cada compañía.