Una historia "redonda"

Un repaso de los cambios más destacables en la evolución de las ruedas.
-
Una historia "redonda"
Una historia "redonda"

Las ruedas son el accesorio básico de toda bicicleta y como tal ha ido evolucionando con los años. Dentro de la práctica del triatlón, especialmente de larga distancia, las ruedas han revolucionado el mundo del Ironman y de otros deportes como el ciclismo.

Años 70-80: en las primeras pruebas tipo Ironman realizadas durante estos años las ruedas de uso más habitual estaban fabricadas en aluminio. Su tamaño de 700c pronto fue una de las cuestiones que se pusieron bajo lupa y muchos triatletas optaron por ruedas de tamaño distinto, en concreto de 650c. Además de ser más ligeras permitían mejores coeficientes de penetración aerodinámica al usarlas muchos deportistas sólo en la rueda delantera.

Ruedas de disco: al realizarse las pruebas Ironman sobre perfiles de poco desnivel, empezó a primar más el rendimiento aerodinámico frente al peso. A pesar de existir las ruedas de disco, eran muy inestables con vientos cruzados, algo habitual en la 'Big Island'.

Steve Hed y la 'Trispoke': el norteamericano Steve Hed diseñó la rueda Hed 3, conocida popularmente como 'Trispoke' por los tres grandes (pero afilados) radios que permitían cortar el aire mucho mejor que un disco pero con muchas ventajas de rendimiento frente a una rueda de radios normales. Fue a finales de los años 80 y el diseño permaneció practicamente sin demasiados cambios hasta 2014, cuando finalizó la patente de la misma.

Anchura de llanta: Steve Hed, un genio de la industria de la bicicleta que nos dejó hace tres años (Noviembre 2014) aportó otra gran revolución tras su 'Trispoke'. Consistió en modificar el ancho de llanta en sus ruedas. Independientemente de la profundidad del perfil, la mayoría de llantas eran de 19 mm y los neumáticos con los que se emparejaban tenían entre 21 y 23 mm, quedando las cubiertas (una vez infladas) con un perfil próximo al de una pera o bombilla. Al ampliar el ancho de llanta se conseguía que ancho de llanta y neumático coincidiesen quedando mucho más emparejadas. Esta tecnología, bautizada como C2, se integró en las ruedas Hed en 2006, permitiendo que las paredes laterales de un neumático se asentasen en los lados de la llanta y formaran una superficie casi contínua y más natural, lo que permitía además mejor apoyo del neumático.

Perfiles: los radios redondos pasaron a sustituirse por los aplanados de perfil aerodinámico en todas las bicicletas enfocadas a la competición y el rendimiento. Y la presencia cada vez mayor de perfiles medios y altos en pruebas de larga distancia permitió jugar al triatleta con diversas configuraciones de perfil en función del tipo de prueba y las condiciones de meteorología a la hora de elegir set de ruedas con las que competir.

Zipp: muchos carenados de esa sección de llanta estaban basados en una cara plana con forma de V, pero Zipp descubrió en 1998 que los efectos de un perfil ovalado en la llanta permitían mejores rendimientos. Se trataba de un 'híbrido toroidal' cuyo tamaño era más ancho que el borde del carenado en el que se asentaba y permitía que el aire fluyese a través de él con más facilidad que el de V. Durante el desarrollo de nuevos diseños de llantas surgió el 'Firecrest', un perfil de llanta muy rápido y cuya forma también alteró el modo en el que el viento cruzado afectaba a la rueda cuando se usaba en condiciones reales de viento cambiante y rachas variables en fuerza y angulación. El perfil 'Firecrest' lograba desplazar la presión hacia la parte posterior, logrando que la rueda se autocorrigiera durante las turbulencias. Chris McComarck las utilizó en 2010 a 'regañadientes' y logró una registro de 4:31:51 y su segunda victoria en Kona tras correr en 2:43:31.

Frenado: No todas las mejoras han ido enfocadas sólo a la mejora aerodinámica en lo que respecta a ruedas de triatlón. La frenada de muchas cabras sigue siendo el punto flaco de éstas y se ha investigado mucho al respecto. Entre otras, Mavic sacó en 2010 su banda de frenado 'Exalith' para dotarlas de una mayor potencia. No obstante seguimos haciendo hincapié en que el futuro de una buena frenada pasa, al igual que en el caso de las bicis de carretera, por el uso de los discos. En el ciclismo de carretera aún no está extendido a nivel usuario, pero estamos cerca de vivir esa revolución.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....