Todo lo que tienes que saber sobre el Tubeless

Si estás interesado en saber cómo es el sistema de neumáticos tubeless, este es tu artículo.
Antonio del Pino -
Todo lo que tienes que saber sobre el Tubeless
Todo lo que tienes que saber sobre el Tubeless

¿QUÉ ES UN TUBELESS?

Es un neumático de estructura aparentemente convencional con la particularidad de que está diseñado y producido para ser montado sin necesidad de usar cámaras. Esto es posible al montarse en una llanta estanca (bien de serie o bien porque previamente la hemos “tubelizado” con un kit) que, gracias a que el talón lateral del neumático tubeless es más amplio y que el interior de neumático está sellado con butilo, consiguen que el aire quede aislado sin ningún tipo de fuga.

EN MONTAÑA SÍ... ¿Y EN CARRETERA?

Sí, en mountain bike su aceptación fue inmediata y ahora rara es la bici de montaña que desde la gama media no lleve sistema tubeless. El riesgo de pinchazo se reduce drásticamente tanto por llantazo como por perforación, además de que permite rodar con presiones más bajas, ganando en adherencia y tracción para poder ascender, girar y frenar con más agarre y a más velocidad.

En carretera el efecto es el mismo, añadiendo que para el 98% de los triatletas del planeta no va a penalizar nada el resultado dinámico de la bicicleta, que en cifras objetivas no afecta al crono fi nal, frente a la seguridad de no pinchar o caerte por perdida de adherencia. En términos de sensaciones, llevar tubeless en las ruedas de carretera implica una respuesta mucho más amortiguada del neumático, inapreciablemente menos reactiva pero eso sí, aportando una seguridad impresionante en el agarre ante frenadas y curvas de todo tipo.

MARCAS Y MODELOS

BONTRAGER: Tubeless Ready
HUTCHINSON: Atom Comp; Fusion 3; Sector 28; Intensive 2
IRC: Formula Light; Formula RBCC; Formula X Guard; Road Lite Tubeless
MAXXIS: Padrone
SCHWALBE: One; Ironman
SPECIALIZED: S-Works Turbo Road

Publicidad

SUS VENTAJAS SON

  • Pinchan mucho menos: Obviamente el riesgo a pinchar por llantazo es mínimo, ya que no existe una cámara interior que pueda ser mordida por los perfi les de la llanta. Luego, la construcción de un tubeless le confi ere una estructura más sólida y además el propio tratamiento interno de estanqueidad para sellar la porosidad, también supone un refuerzo extra a la perforación. Con todo, si un objeto traspasa la carcasa, el propio líquido sellador actúa de inmediato, la mayoría de veces tan rápido que nunca llegas a percibir el pinchazo ni la autoreparación.
  • Su resistencia al desgaste es mucho mayor: Esto es una verdad con matices. El desgaste va siempre en función de la dureza del compuesto y del tipo de asfalto por el que entrenemos frecuentemente, ya que los, afortunadamente, cada vez más de moda “carriles bici” son muy abrasivos y se devoran las cubiertas. La oferta de tubeless cada vez es mayor y ya hay una gama de opciones lo suficientemente amplia como para poder encontrar tubeless de compuesto duro, como puedan ser los Hutchinson Intensive 2, o de compuesto blando como la versión Atom Comp o los elitistas Specialized S-Works Turbo de muy altas prestaciones. Dicho esto, se afirma que duran más porque su vida útil es más larga y aunque el compuesto esté muy desgastado, podemos seguir circulando con ellos con muchas garantías de no pinchar. Habría que hacer el balance de rentabilidad precio/kilómetros realizados/pinchazos sufridos, porque todos los tubeless son más caros que las cubiertas. En casi todos los casos ganaría el tubeless, porque con la mayoría de versiones se puede hacer hasta el doble de kilómetros que con una cubierta de similares prestaciones, reduciendo al mínimo las posibilidades de sufrir un solo pinchazo en un uso razonable.
  • La fiabilidad es superior: Unos de los grandes miedos de los usuarios es a que con las presiones elevadas de 7-8 bar que llevamos en los neumáticos de cubierta, un tubeless no aguante y se destalone. Piensa que el labio de un neumático tubeless es más amplio y firme, es más fiable que el de una cubierta, por lo que si respetas las presiones máximas recomendadas de cada fabricante (aparecen indicadas en el flanco del neumático) es muy mprobable que esto suceda, ya que estas cifras siempre se recomiendan con amplios márgenes de seguridad que contemplan las variaciones de temperatura o la diversidad de llantas existentes en el mercado.
  • Puedes jugar con la presión con más seguridad: En este sentido un tubeless no tiene comparación posible con una cubierta y casi nos atreveríamos a asegurar que también gana a un tubular, ya que no hay riesgo de que el tubeless se despegue como un tubular,  añadiendo que un tubeless tiene un montaje mucho más sencillo que el pegado con mastik de un tubular. Sobre todo en días lluviosos, recorridos con el asfalto en mal estado o circuitos muy sinuosos que impliquen una conducción agresiva en pelotón, pasar de llevar 8 bar a 6/6.5 bar, es la diferencia entre irse al suelo a las primeras de cambio, o poder frenar con fuerza en el último metro, y entrar tope en cada curva con total seguridad… sin perder la reactividad que todos buscamos en nuestra bicicleta de carretera.
Publicidad

Y SUS INCONVENIENTES

  • Al menos de momento, la oferta es muy inferior a la inmensidad de modelos de cubiertas disponibles en todas las marcas.
  • El peso no es un inconveniente, ya que el resultado de sumar el peso de una cubierta más la cámara suele ser parecido, añadiendo que ya hay tubeless tan ligeros como las cubiertas, en torno a 200g. Esto, al no llevar cámara, reduce el nivel de absorción de energía, lo que mejora la respuesta dinámica de la rueda.
  • La instalación es más costosa ya que los tubeless (para que sellen correctamente) siempre quedan más ceñidos a la llanta que una cubierta, y además es frecuente tener que usar un compresor o una bombona de aire comprimido.
  • En caso de pinchazo definitivo, porque el líquido no haya podido obturar la perforación o el corte, improbable pero no imposible, la reparación en ruta no es dramática pero si algo más lenta. Hay que retirar la válvula estanca fijada a la llanta, sin más complicación, poner una cámara y talonar el tubeless usándolo como una cubierta convencional, extremando el cuidado de no pellizcar la cámara con los desmontables.

 En este artículo te contamos cómo montar un sistema tubeless.

Publicidad
Te recomendamos

Los mejores productos (con los mejores precios) para regalar y auto-regalarse en San ...

Si crees que no estas a tiempo de ponerte en forma para el Lurbel Mountain Festival 2...

Aprende a alimentarte y a suplementarte para tus mejores 21 km ...

Cambios de recorrido y nuevo formato de 50 kilómetros en la novena edición del Trailw...

La nueva Quartz Aero Disc de BH es una auténtica bici todoterreno para afrontar rutas...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....