Publicidad

Mark Allen: el insaciable deseo de triunfar

El "eterno" aspirante
FERNANDO BELDA -
Mark Allen: el insaciable deseo de triunfar
Mark Allen: el insaciable deseo de triunfar

Tan sólo cuatro años separan a Dave Scott de Mark Allen, nacido el 12 de enero de 1958, en Glendale (California). Creció hasta su juventud en San Francisco y posteriormente se traslada a San Diego, en el mismo estado, para cursar sus estudios universitarios de Biología, que finaliza en 1980. Por entonces, ya había abandonado la práctica competitiva de la natación, aunque su amor por el deporte le llevaba a nadar y correr con regularidad, a la vez que trabajaba de socorrista en las playas de San Diego.   

En 1982 su vida cambia completamente al ver la actuación de su entonces compañera de trabajo Julie Moss en Hawái. Moss era una estudiante universitaria de 23 años, muy deportista pero sin experiencia como triatleta. Aún así, decide participar en el Ironman como parte de su tesis de fisiología deportiva, con la única idea de completar la carrera. Fue liderando la prueba desde la natación, pero cometió el error de no beber y comer adecuadamente por lo que empezó a deshidratarse a mitad del maratón. Faltando menos de dos kilómetros entró en crisis total, dando tumbos continuamente. En ese estado, es superada por Kathlenn Mcartney, quien también terminó con dificultades, en una de las escenas más dramáticas de la historia de este deporte. Moss acabó en segunda posición, arrastrándose y semiinsconsciente. Su coraje y determinación para alcanzar la meta la convirtieron en una leyenda y en inspiración para muchos deportistas, entre ellos Mark Allen, quien reconocería que aquella actuación de quien años después se convertiría en su esposa le inspiró a prepararse para competir en triatlones Ironman. Así, abandona el Máster en Nutrición que estaba haciendo para centrar su vida en un deporte al que daría gloria. 

Al año siguiente (1983) ya se clasifica para correr en Hawái, donde sale detrás de Dave Scott en el agua, y pedalean juntos hasta la mitad del segmento de ciclismo. Pero en ese momento se le rompe el cambio, quedando atascado en la marcha más dura, lo que le deja sin opciones de victoria. Pese a ello acaba tercero, tras Scott y Tinley. Durante los años siguientes lo siguió intentando, con más o menos fortuna, y pese a liderar las pruebas en diversas ocasiones siempre acababa cediendo durante la carrera a pie final (fue segundo en 1986 y 1987). Hasta que llegó su victoria en 1989, a la que le seguirían cinco más (1990, 1991, 1992, 1993 y 1995), igualando los seis triunfos en Hawái de su gran rival. El último de ellos lo logró con 37 años, en una dura pugna con Thomas Hellriegel y Greg Welch, vencedor en 1994. Pocos meses después, ponía fin a una carrera profesional plagada de éxitos, en la que acabó entre los tres primeros clasificados en el 90% de las pruebas en las que participó. Mark Allen –conocido como “The Grip”- era el prototipo de triatleta completo.

La revista Triathlete le nombró “Triatleta del año” en seis ocasiones, y Outside le consideró “el Hombre en mejor forma física del mundo”. A finales de 2012, la ESPN le elegía como el mejor deportista de la historia en la categoría de “Deportes de resistencia”. Actualmente, Allen es un exitoso empresario que se dedica a dar charlas sobre “Cuerpo sano, mente sana” junto a su socio Brant Secunda, nieto de José Matsuwa, y líder espiritual del pueblo indígena de los huicholes. A la influencia de la mente atribuye la fortaleza física, mental y espiritual necesaria para haber ganado seis veces en Hawái, y eso lo transmite en sus charlas. Además, asesora a atletas y entrenadores, a los que da consejos deportivos desde su experiencia como triatleta y les ofrece un plan de salud y bienestar para su día a día.

Su web:  www.markallenonline.com

Échale un ojo a la galería que hemos preparado:

Mark Allen vs Dave Scott

Seguro que estos artículos también te interesan:

Iron War: Dave Scott vs Mark Allen

Dave Scott: el primer gran mito del Triatlón

 

Te recomendamos

Sácale todo el partido posible a tu entrenamiento indoor...

Algunas teorías sobre la recuperación post deporte no tienen base científica...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.