Publicidad

¿Quieres nadar mejor? Aprende de tus errores

Analiza tus errores y busca soluciones.
Cristina Azanza / Foto: Challenge -
¿Quieres nadar mejor? Aprende de tus errores
¿Quieres nadar mejor? Aprende de tus errores

A continuación te detallamos algunos de los errores más comunes en el estilo crol y te damos la solución a través de unos ejercicios de técnica que te ayudarán a coger confianza, disfrutar y progresar poco a poco en el agua. Quizá no logres estar en los puestos delanteros, pero seguro que sales del agua mucho más descansado y con energía suficiente para afrontar el segmento de ciclismo y de carrera:

1) Mala alineación. Una mala alineación (piernas caídas, cabeza levantada y cadera hundida) aumenta  la resistencia al avance, con lo cual nuestro desgaste será mayor.

SOLUCIÓN: el trabajo en seco con medios como el fitball, puede darnos una idea de lo que debemos percibir o en qué posición hemos de colocarnos para que la cadera no esté hundida u oscile continuamente.

2) Incorrecta acción de las piernas. La acción de las piernas influye en la posición del cuerpo.

SOLUCIÓN: trabaja ejercicios de piernas en posición vertical, horizontal, lateral, crol con un solo brazo, etc. Puedes usar también aletas para el trabajo de pies, alterna el trabajo con y sin aletas.

3) Codo bajo. Una brazada correcta es en la que llevamos el “codo alto”, es decir a la mitad de la tracción, la mano se coloca debajo del codo sintiendo la presión del agua y notando el trabajo del músculo dorsal ancho.

SOLUCIÓN: realiza trabajo de remada simultanea con pull-buoy, ejercicios de contraste con palas y sin ellas y ejercicios de sensibilización.

4) Acortar la brazada. Si no finalizas la brazada con una casi completa extensión del brazo, estarás perdiendo velocidad y por lo tanto eficacia.

SOLUCIÓN: la forma más sencilla de corregir este error es nadar a crol, e incluso a espalda, tocando lateralmente con el pulgar el muslo, lo más abajo posible, y sin mover la posición del tronco.

5) Trayectoria externa (o interna). Un error muy frecuente consiste en realizar la trayectoria de forma externa (o interna) con respecto a la línea longitudinal media de nuestro cuerpo.

SOLUCIÓN: nado asistido con aletas, control del núcleo corporal a través del fitball y nado frontal con tuba.

6) Mala coordinación de brazos. Los brazos deben de moverse de forma alternativa.

SOLUCIÓN: Realizar ejercicios de nado con un solo brazo o realizar medios ciclos de brazada con paradas, en las que un brazo debe estar situado hacia delante y el otro hacia atrás, mientras continuamos con el batido de piernas.

7) Respiración adelantada. Si realizamos la respiración ANTES de colocar correctamente el brazo, perderemos el apoyo inicial más importante de la brazada.

SOLUCIÓN: Un truco para realizar la ejecución de forma correcta es mirar la posición de la mano y el codo antes de respirar.

8) Recobro lateral de los brazos. Viene provocado por un escaso giro sobre el eje longitudinal (rolido).

SOLUCIÓN: ejercicios de nado con aletas, nado lateral con un brazo y el otro brazo situado en la mitad del recobro.

Te recomendamos

La aventura de la campeona olímpica y mundial de natación en las Highlands escocesas...

Sácale todo el partido posible a tu entrenamiento indoor...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.