Logo Motorpress Ibérica Sports

Un triatleta por dentro

¿Te has preguntado alguna vez cómo es capaz de aguantar tu cuerpo tu ritmo de entrenamientos y competiciones?
Un triatleta por dentro
Un triatleta por dentro

El cerebro

El cerebro es el órgano que regula todas las reacciones que se producen en nuestro organismo. Para poder poner en marcha la musculatura y mantenerla activa es necesaria la activación de algunas partes clave del cerebro.

• Los receptores vestibulares están situados en el oído interno y son los encargados de indicar la posición y velocidad del desplazamiento.

• Los ojos son los mayores correctores de errores, aportando la información necesaria para actuar con la precisión e intensidad necesaria. Nada siempre con unas gafas que te permitan ver bien y pedalea y corre siempre con protección óptica de calidad. Si necesitas graduación es la mejor inversión, no sólo porque disfrutarás más sino porque le das más calidad de información a tu cerebro para que actúe con más precisión.

A grandes intensidades, si no se está muy entrenado, los músculos se empiezan a bloquear debido a la  inhibición de los impulsos nerviosos. Esto se produce a modo de protección cuando hay una gran concentración de lactato en sangre para permitir al organismo que se relaje y tenga tiempo de procesar y utilizar ese lactato como fuente de energía.

¿Se puede entrenar el cerebro?

Claro que sí.

Los músculos tienen aproximadamente el mismo número de receptores nerviosos que dan lugar a los movimientos. En nuestro día a día no necesitamos el 100% de estos receptores, lo que hace que poco a poco se vayan haciendo más perezosos y los tengas desactivados.

Con el entrenamiento aumentas la participación de los receptores nerviosos más desactivados como consecuencia de la mayor demanda de fuerza que exigimos a nuestro organismo. Un ejemplo muy claro se aprecia cuando llevamos tiempo sin ir al gimnasio.

Los primeros días comenzamos con un peso muy bajo y a las dos semanas somos capaces de mover bastante más peso. Esto no es consecuencia de una ganancia de músculo, sino de una mejora de las  conexiones motoras que son capaces de sincronizar sus acciones en vez de actuar de forma descoordinada.

Otro factor que afecta al cerebro es la concentración, el canal de comunicación entre tu cerebro y tus músculos. Cuando estás concentrado mejoras y sacas un mejor partido al esfuerzo, tanto en carrera como en  entrenamiento, y por ello debes entrenar la concentración visualizando el esfuerzo que estás realizando y el que vas a realizar.

Siente tu cuerpo desarrollando una buena técnica mientras aprecias el avance de tu cuerpo… Tomar referencias en el espacio a corto plazo sin pensar en el total, llegar a un punto determinado y desde ahí pensar en otra referencia… te ayudará a dar el máximo de ti y a tener siempre un cerebro capacitado para asumir cualquier nivel de esfuerzo.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.