Test neoprenos: Flotadores vs Torpedos

Desde hace dos décadas los triatletas sabemos que usar el traje de neopreno nos beneficia, en este artículos los ponemos a prueba.
Triatlón Fotos: César Lloreda -
Test neoprenos: Flotadores vs Torpedos
Test neoprenos: Flotadores vs Torpedos

Todos hemos pensado alguna vez en que quizás el neopreno que usamos no es el más adecuado a nuestras necesidades y características como nadadores. o… Quizás te hayas planteado la duda de que si con otro modelo, más acorde a tus características, mejorarías más tu rendimiento en el agua.

Somos conscientes que la adquisición de un traje de neopreno de altas prestaciones es un gasto importante dado su elevado precio y pensamos que es una decisión que se debe hacer con criterio. Orientar en la elección y determinar el fundamento técnico que permita al triatleta decidirse por un modelo u otro, en relación a sus características y sobre todo a las mejoras del rendimiento que va a obtener con él, es el objetivo principal del test, ya que consideramos que esto nos interesa saberlo a todos.

La experiencia basada en la comparación de los tiempos entre los triatletas considerados buenos nadadores y los que no lo son, nos lleva a afirmar que los beneficios que proporciona el traje, son más sustanciales en los nadadores con menor flotabilidad y nivel de nado bajo, que en los buenos nadadores.

Estas apreciaciones basadas en evidencias se confirman por numerosos estudios científicos en los que comparan y determinan los efectos que tiene el traje de neopreno entre nadadores y triatletas. Existen muchos test de neoprenos en piscina pero no los hay en circunstancias reales de aguas abiertas y tampoco en los que se comparen las principales prestaciones del traje: 1º en lo concerniente a la flotabilidad, “trajes flotadores” y 2º en lo referente a la flexibilidad y al hidrodinamismo, “trajes torpedos”.

Por ello pensamos que era necesario realizar un test mediante una prueba en situación real, esto es en aguas abiertas, en la que se comparasen las principales prestaciones de flotación e hidrodinamismo de los trajes de triatlón. Por un lado en una lámina irregular con oleaje, sobre un recorrido de ida y vuelta en la que el nadador se  tuviera que orientar y sobre una distancia en la que la realización técnica del viraje no alterase el resultado  final.

Entre las cosas que nos planteamos con la realización del test, es poder determinar cómo influyen las innovaciones técnológicas y prestaciones de los diferentes modelos de neopreno según sea el nivel de natación del usuario, su % graso y constitución, la distancia a afrontar o el estado y tipo de la lámina de agua.

Tecnología de los neoprenos testados

Las innovaciones de Aquaman se aplican en el Gold Cell utilizando el Yamamoto Giga 40 e incluye células de metal en la capa textil laminada en su forro interior, con lo que la entrada de agua es casi inexistente y también la retención de éste en su interior.

En el Aquaman Art se siente un ajuste perfecto que limita la cantidad de agua que entra en el traje y una magnífica flexibilidad al incorporar en determinadas zonas el PRO 45, un nuevo tipo de neopreno más elástico que permite moverse y respirar libremente.

El Orca 3.8 presenta un sistema de flotabilidad añadida, el Exo-Cell optimizando la posición de nado. Esta  combinación utiliza los atributos de la flotabilidad de cada material para ayudar a lograr el equilibrio y reducir la fricción. El torso y las piernas se elevan más en el agua, logrando optimizar la posición de nado con lo que se mejora el rendimiento de la natación.

El Orca Alpha 1.5 incluye paneles de neopreno Yamamoto Giga 40 en el pecho, espalda, brazos y hombros y el  Skn infinito los recubre ofreciendo un rango de movimiento sin restricciones.

Sobre los trajes “flotadores”: Tanto por sus diseños como por los sistemas y mejoras en la flotabilidad, se sitúan como los más idóneos para nadar largas distancias y para aquellos nadadores que necesitan una ayuda extra para lograr posicionar el torso más horizontal y reducir la resistencia frontal al avance, permitiendo una posición de piernas más hidrodinámica.

Sobre los trajes “torpedos”: Idóneos para aquellos triatletas que sean buenos nadadores, cuya posición en el agua y deslizamiento sea técnicamente correcta y busquen una pequeña ventaja en su utilización, pero sin  comprometer movilidad ni comodidad.

Peso de los neoprenos en seco (talla M)

Orca 1.5: 1,130 Kg.

Orca 3.8: 1,270 Kg.

Aquaman Gold Cell: 1,380 Kg.

Aquaman Art: 1,290 Kg.

Empuje de cada neopreno

Según el ‘Principio de Arquímedes’, «Un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido en reposo, recibe un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del volumen del fluido que desaloja». Esta fuerza recibe el nombre de empuje hidrostático o de Arquímedes, y se mide en newtons.

Nuestro sistema para calcular el empuje de cada neopreno fue introducirlo en una red cuyo gancho estaba agarrado a otra red en la que íbamos sumando peso hasta que el neopreno perdía el umbral de flotación y se hundía definitivamente.

Previamente los neoprenos fueron comprimidos y despojados de toda burbuja de aire que añadiera flotación al conjunto, truco interesante si quieres añadir de forma rápida flotación (empuje) en tus antebrazos, por ejemplo, soplando aire por el puño del neopreno.

La medición del empuje  fue medida según el peso en kilos de canto rodado, para tener una referencia en una medida más afín a todos como es el peso, aunque también está convertido a newtons.

ORCA 1.5
Empuje en talla M = 4,594 kg /45,0518 newton
Tiempo Alberto: 1’ 43”
Tiempo Antonio: 1’ 57”

ORCA 3.8
Empuje en talla M = 5,964 kg /58,4869 newton
Tiempo Alberto: 1’ 38”
Tiempo Antonio: 1’ 46”

AQUAMAN GOLD
Empuje en talla M = 6,143 kg /60,2423 newton
Tiempo Alberto: 1’ 40”
Tiempo Antonio: 2’ 04”

AQUAMAN ART
Empuje en talla M = 5,137 kg /50,3768 newton
Tiempo Alberto: 1’ 36”
Tiempo Antonio: 1’ 50

Publicidad

La velocidad de desplazamiento de un triatleta en el agua es el resultado de dos fuerzas, por un lado la que nos frena o “la resistencia” que ofrece el agua al avance, que es más de 700 veces superior a la que ejerce el aire, y por otro la generada por la propulsión, que en el caso del estilo libre es a través de la acción de los brazos, asumiendo las piernas un papel equilibrador y sinergista a la acción propulsiva de los brazos, pero no motriz.

Se sabe que un triatleta para nadar más rápido o para ser más efi ciente en el agua, tiene que tratar de reducir la resistencia frontal al avance o mejorar la fuerza propulsiva o, lo que sería más sensato, lograr la combinación óptima de ambas mejoras.

Invertir en el conocimiento de la técnica de natación para mejorar la propulsión, pero estableciendo como principal objetivo reducir las resistencias mediante una mejora de la hidrodinámica, es la clave del éxito de todo programa de entrenamiento de natación, y sería un enfoque de entrenamiento inteligente.

Está avalado científicamente, que el entrenamiento físico en el agua permite al triatleta mantener un nivel elevado de propulsión durante todo el parcial de natación, pero también permite mantener la mínima resistencia  al avance .

Este aspecto es importante tenerlo en cuenta en la elección del traje de neopreno, dependiendo de la distancia sobre la cual vamos a competir ya que no es lo mismo nadar 750 m. que 3.8 km. La fatiga hace que se reduzca la fuerza propulsiva, pero también que la posición sea menos efi ciente y en este aspecto, que el neopreno sea más “flotador” nos va a ayudar más en las largas distancias. También porque la velocidad de nado afecta a la posición hidrodinámica, siendo más efectivos a altas velocidades al reducirse la resistencia frontal al avance.

Ocurre lo contrario en un nado de larga distancia, que supuestamente se realiza a velocidades inferiores, por lo que podemos aconsejar que cuanto más corta es la distancia de nado, un traje torpedo sería la opción más acertada.

La resistencia frontal al avance es la que ejerce el agua contra el cuerpo en todas las zonas de contacto y los trajes de neopreno la reducen considerablemente al mejorar la horizontalidad del tórax y elevar las piernas. Por otro lado la fricción corporal es una resistencia que no es tan importante, sobre todo cuando nos enfundamos un traje de goma en el que las diferencias entre la marcas y modelos son prácticamente inapreciables, aunque la publicidad trate de destacar esta característica como determinante en el rendimiento.

Nadar en aguas abiertas requiere tener que levantar la cabeza con frecuencia para orientarse y este aspecto afecta negativamente, al aumentar la resistencia por la reacción de hundimiento de piernas que supone elevar frontalmente la cabeza. Cuanto peor sea nuestra capacidad de orientación más elevaremos la cabeza, o si hay mucho oleaje y tenemos que elevar la cabeza con más frecuencia, más importantes serán los paneles de flotación extra que incluyen algunos modelos de neoprenos “flotadores” en el tórax, la cadera y piernas fundamentalmente.

Otro aspecto que nos gustaría destacar es que las marcas incluyen en zonas de antebrazos, unos añadidos rugosos que dice la publicidad “mejorar el agarre”, aspecto difícilmente cuantificable y que ha sido cuestionado  por varios estudios. Quizás más que atribuir una mejora de la sensibilidad y del agarre, estos añadidos aporten un efecto psicológico positivo como también lo aporta llevar traje.

Son frecuentes los triatletas con porcentajes  de grasa cercanos o por debajo del 10 %, y esto afecta a su  hidrodinámica negativamente, al hundirse más y en  especial las piernas, que con el entrenamiento del ciclismo y carrera a pie han aumentado en densidad muscular y la grasa es prácticamente inexistente. En estos casos los trajes flotadores son un buen aliado del triatleta.

Por otro lado un nadador con una constitución menos musculada, una menor osamenta o con un mayor porcentaje graso, va a ofrecer una mejor flotación general permitiendo una posición más hidrodinámica,  sacando menos partido a esa ayuda extra de flotación. Otro factor a considerar en la elección de un neopreno es la fatiga que este produce al ser comparado con la natación “a pelo” o con Tritraje.

Esto se debe a que si el neopreno va muy ajustado y no es lo suficientemente flexible, a pesar de que inicialmente podamos ir más rápidos, produce una fatiga en las extremidades superiores y especialmente en el deltoides y pectoral que hará que a los minutos la fatiga se generalice, se sienta incomodidad, opresión en el pecho, dificultad respiratoria y una constatable disminución del ritmo de nado, mayor cuanto menos elástico sea el material usado en la elaboración del traje.

Conclusiones

El origen del uso del traje isotérmico fue el de mantener constante la temperatura corporal durante el esfuerzo en aguas frías y proteger a los nadadores ante el riesgo de Šhipotermia, por la masiva pérdida calórica que supone el mecanismo de conducción, al estar el cuerpo en contacto con el agua.

La mejora generalizada de la flotación en todos los triatletas hace que, ante la posibilidad de elección, se decida mayoritariamente por usarlo. En esta elección gana sin discusión el traje entero, ya que los “sin mangas” pueden producir pérdida de sensibilidad de los brazos, por vasoconstricción periférica, lo que dificulta la sensibilidad al agua y con ello una merma de la propulsión.Š

Queda claro que nadar con traje de neopreno mejora la flotabilidad y el deslizamiento, pero el hecho de llevar una goma de 5 mm. en contacto con la piel, comprimiendo casi por completo nuestro cuerpo y especialmente zonas de máxima movilidad como son los hombros y cuello, supone un esfuerzo muscular adicional Šy es incómodo. Con el traje “torpedo” especialmente elástico se percibe un menor índice de fatiga muscular.

Hemos podido comprobar como no todos los modelos testados facilitan los movimientos, dado los diferentes
grados de elasticidad de los materiales empleados. Los menos elásticos llegan a producir una frecuencia cardiaca y respiratoria mayor, atribuible a la opresión torácica que dificulta las inspiraciones y es fácil percibir una fatiga muscular a la que no se está acostumbrado.

Chatard concluye que la mejora del rendimiento al usar traje de neopreno depende de las sesiones de entrenamiento que se hayan realizado con él, tanto para familiarizarse con su uso como para Šfacilitar la  adaptación hidrodinámica a las características antropométricas relativas al % graso y densidad muscular del usuario.

Por este y por los motivos comentados un buen nadador para obtener el mayor partido a un neopreno, debe prestar atención a la elasticidad del material con el que está fabricado y decantarse por un traje “torpedo” , pero lo que es común a todos los triatletas es que lo importante, a la hora de mejorar el rendimiento con el traje de  neopreno, es entrenar con él.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La élite internacional del triatlón se concentró en Banyoles el pasado fin de semana ...

Hablamos de bici, entrenamiento y nutrición con uno de nuestros grandes triatletas, F...

Bastante severidad exige la práctica del triatlón, como para tener que renunciar a la...

Aprende a alimentarte y a suplementarte para tus próximos retos con los consejos de M...

Un modelo de alto rendimiento desarrollado por triatletas, mantiene las característic...

Analizamos cómo ruedan las zapatillas 890v7 de New Balance, una de las más polivalent...