La Mirada en Natación

Hacia dónde dirigir la mirada, y por tanto la atención, al competir en triatlón es de suma importancia
TRIATLÓN -
La Mirada en Natación
La Mirada en Natación

En el sector de natación, la dirección de nuestra mirada es fundamental en dos aspectos, el táctico y el técnico.

EL ASPECTO TÁCTICO DE LA MIRADA

Plantear una estrategia previa al día “T” a la hora “H” sin duda es muy útil para calmar los nervios y encarar la prueba con más garantías. Pero dentro de la prueba lo normal es que nunca se desarrollen las cosas como se han planteado, por tanto hay que ir variando la táctica en la prueba de forma constante. Y para esto es fundamental hacia dónde miro, porque en función de a dónde dirija mi atención tomaré una u otra decisión que condicionará mi rendimiento. Al principio, la mirada y tu atención tiene que ir dirigida a colocarte lo mejor posible y recibir los menos golpes que puedas. Después, conforme superas metros, tu mirada y atención tiene que ir dirigida a orientarte lo más recto posible hacia las boyas y, si tus compañeros de grupo te lo permiten, colocarte en un lateral a un metro suyo.

EL ASPECTO TÉCNICO DE LA MIRADA

Cada movimiento de cada parte del cuerpo tiene una consecuencia tanto en la efectividad propulsora como en la resistencia que el cuerpo opone al avance. Por supuesto, los movimientos de mirada/cara/cabeza no son una excepción. Movimientos hacia arriba y abajo. El movimiento hacia arriba provoca que el cuerpo se coloque más vertical respecto a la línea del agua, aumentando la resistencia. Además, provoca que se sobrecarguen los músculos del cuello como el trapecio.

Al orientarse es necesario sacar la cabeza adelante. Por tanto, para no sobrecargar la musculatura del cuello y hombros hay que dar brazadas colocando las manos algo más hacia abajo, ayudando así a que el cuerpo se eleve y no tengamos que abusar de los músculos del cuello. Además, y favoreciendo también esa elevación, la profundidad de la patada debe aumentar al sacar la cabeza.

El movimiento hacia abajo alinea mejor el cuerpo, reduciendo la resistencia y favoreciendo la circunducción de los hombros al realizar el recobro de la brazada.

Movimientos laterales. Lógicamente para respirar, es necesario cierto giro de la cabeza, eso sí, hacia ambos lados. ¿Por qué hacia ambos lados? Porque tendremos que respirar al lado contrario del oleaje y/o de los pies del resto de competidores. Los movimientos laterales que no tengan la función de la respiración provocarán una mayor resistencia del cuerpo al avance.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....