Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

¿Sabías que en tu cuerpo conviven 100 billones de microorganismos? Y una buena parte de ellos se encuentran en tu intestino y son imprescindibles para nuestro rendimiento
Yolanda Vázquez Mazariego -
Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento
Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

No estás solo, compartes tu vida con tu microbioma. Tus 10 billones de células humanas no son nada en comparación con los 100 billones de microorganismos que viven en tu piel y mucosas, no sólo en tu intestino.

Quizás seamos los seres más inteligentes del planeta, pero estamos en una gran minoría en nuestra casa, de 1 contra 10. En general, nuestros microorganismos viven felices bajo nuestro reinado, viviendo en el reino de nuestra mente y emociones, y solo somos conscientes de que existen cuando se revolucionan, unas veces creciendo sin control y otras veces disminuyendo o apareciendo donde no deben. Lo curioso, es que cuando aparece la enfermedad, la mayoría de las veces ha sido por nuestra culpa, porque nos hemos salido del buen camino, rompiendo el delicado equilibrio entre nuestro cuerpo y los diferentes microorganismos, y somos nosotros los que debemos entender cómo funciona para poder recuperar la armonía de nuestros microorganismos y la salud.

La microbiota, mal llamada ‘flora intestinal’, es el conjunto de microorganismos que conviven en un determinado hábitat, por ejemplo el intestino humano, donde conviven más de 1000 especies bacterianas, la mayor parte en el colon. No son solo unos huéspedes que ocupan un espacio dentro de nuestro cuerpo, trabajan contigo para realizar funciones tan importantes como el metabolismo, la digestión, absorción de nutrientes y producción de algunas vitaminas y actúan como barrera protectora y refuerzan el sistema inmunológico,

La microbiota se adquiere al nacer, y cambia con la edad, el tipo de dieta, el lugar donde vives, la toma de algunos medicamentos como antibióticos y los hábitos de vida.

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

El peso de la microbiota equivale a unos 2 kilos del peso de nuestro cuerpo.

El equilibrio es salud a la hora de cuidar nuestra microbiota. En condiciones normales las cepas protectoras superan a las que podrían ser perjudiciales, pero cuando se altera esta vida en armonía, aparece la disbiosis, que puede ser el origen de enfermedades. Esto puede ocurrir tras la toma de antibióticos, una mala alimentación, el envejecimiento, estrés, etc.

La diferencia entre microbiota y microbioma, es que el microbioma es el genoma de la microbiota intestinal, el ADN microbiano. Y gracias a la metagenómica, se puede secuenciar el ADN y estudiar la expresión de los genes a partir de muestras fecales,

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

Microbiota y salud

Cada vez hay más estudios que encuentran relación entre las alteraciones de la microbiota y enfermedades. Es conocido por todos que las ‘bacterias’ nos ayudan a evitar el estreñimiento, disconfort intestinal y refuerzan nuestras defensas, pero ahora también se sabe que los microorganismos también nos ayudan a mantener el peso y evitar la obesidad, a equilibrar los niveles de glucosa en síndrome metabólico y diabetes, a regular el colesterol en hipercolesterolemia… Y mucho más, se ha encontrado relación entre los microorganismos y la dermatitis, el asma y las alergias, y hasta con el estrés, ansiedad y la depresión.

¿Cómo puedo conocer mi microbioma?

Ahora puedes hacerte un test de tu microbioma desde casa

Un test de microbioma, es un análisis del ADN de los microorganismos presentes en una muestra de heces, y permite conocer los genes de los microorganismos que componen tu microbiota, por secuenciación masiva de un marcador (subunidad 16S del ARNr). Identifica cada tipo de bacterias y su proporción dentro de la colonia de 39 billones de bacterias intestinales que hay en cada persona.

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

El test se puede hacer desde casa, se compra online, y al recibirlo en casa, basta introducir una mínima parte de heces en el tubo especial que te ha llegado, y enviarlo por correo al laboratorio para el análisis. Al cabo de 15-20 días recibes un informe con los resultados de tu microbioma.

Un análisis muy completo con la identidad y la abundancia de los microorganismos presentes en el intestino, que te permite conocer la diversidad de tus bacterias y detectar posibles alteraciones.

Conocer tu microbiota te ayuda en caso de que exista ‘disbiosis’ o desequilibrio que estén provocando tus problemas de salud. Con los datos, puedes recibir una recomendación individualizada de las soluciones nutricionales que te pueden ayudar, probióticos y otros ingredientes bioactivos específicos para ti, que pueden actuar y modificar la composición de la microbiota en casos de: intolerancia al gluten, reducción del colesterol, control de glucosa, disconfort digestivo, disconfort intestinal, mejora de las defensas y regularidad intestinal.

Si quieres más información sobre el test de microbioma y el análisis para una nutrición personalizada que pueda ayudarte a solucionar tus problemas de salud, entra en la página www.39ytu.com del Instituto Central Lechera Asturiana para la Nutrición Personalizada, empresa avalada por la Universidad Complutense. Y para que recuerdes su nombre, recuerda que 39 y tú, hace alusión a los 39 billones de bacterias que colonizan el intestino.

Precio: 249 euros. 1,5 a 2 € por día las soluciones personalizadas. Resultados en 14-30 días.

MicroDatos

‘En tu mayor parte, tú no eres tú’.

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

En un adulto de peso medio de unos 70 kilos, 1,350 kilos de su peso corresponden al peso de los microbios o el microbioma que te acompaña. Es el peso aproximado de tu cerebro y un poco menor que el del hígado.

Si medimos el ADN, tenemos unos 20.000 genes humanos, frente a los 2 a 20 millones de genes microbianos que podemos portar cada uno de nosotras. Lo que implica que al menos genéticamente, somos microbios en por lo menos un 99%, toda una patada a nuestra dignidad como Homo sapiens.

Para salvaguardar nuestra dignidad humana, podemos pensar que cada una de nuestras células humanas contiene muchos más genes que una célula microbiana, aunque como llevamos con nosotros tantos microbios, al final la suma de los genes de todos ellos, es mayor que la de los nuestros.

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento
Publicidad

Diccionario básico

Microbiota humana, el conjunto de microorganismos que viven en el interior y exterior de nuestro cuerpo.

Microbioma humana, el conjunto de genes de los microorganismos que viven en el interior y exterior de nuestro cuerpo.

Prebióticos, son sustancias no digeribles pero que actúan como nutrientes para nuestros microbios, en su mayoría son fibras solubles como los fructosanos (inulina, lactulosa y los galacto-olisacáridos) que son fermentadas por algunas de las bacterias del intestino grueso.

Probióticos, suelen ser bacterias que se encuentran en el intestino humano o en alimentos fermentados como el yogur (Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus) y que si se toman ‘vivas’ ayudarían sembrar nuestro sistema digestivo cuando ha perdido a sus microbios originales.

Trasplantes fecales, sí, es justo lo que imaginas. Cuando tu sistema digestivo está tan dañado que solo tiene microbios malos o ineficaces, el médico puede recurrir al sistema digestivo de un buen amigo que te done sus heces ricas en potentes microbios saludables. Generalmente, los mejores donantes son los bebés alimentados con leche materna y algunas poblaciones de zonas rurales en África y Sudamérica que tienen una vida rica en alimentos naturales, lejos del estrés y la contaminación.

Conoce a tus vecinos

Hay una gran variedad de organismos viviendo en nuestro interior y exterior, para resumir podemos encontrar:

• En nuestro intestino dominan las arqueas, organismos unicelulares sin núcleo. Los más frecuentes son los metanógenos, que viven sin oxígeno, y ayudan a que digiramos la comida liberando el gas metano (responsable de nuestros gases y pedos).

• También están los eucariotas, como los hongos que provocan el pie de atleta que nos aparece por contagio al ir descalzos en el gimnasio, y las levaduras que se encuentran en la vagina, pero pueden desplazarse a otros lugares provocando candidiasis.

• Y las bacterias como Eschericia coli, que era conocida como la mala de la película, por su papel en algunas infecciones intestinales y diarreas provocadas por mala higiene y alimentos en mal estado, aunque la mayor parte de las veces suelen ser variantes beneficiosas y necesarias para el buen funcionamiento del sistema digestivo.

Cada día se descubren nuevos microorganismos que conviven con nosotros desde que nacemos y sin las que no podríamos vivir.

Las diferentes partes de nuestro cuerpo son la ‘casa’ de diferentes clases de microbios

Nariz y pulmones- Estafilococos

Boca – Streptococos y Fusobacterias

Estómago – Helicobacter pylori

Intestinos- Es la comunidad microbiana más numerosa e importante, la capital del imperio, donde reinan los guardianes de nuestro metabolismo y salud: Firmicutes, Bacteroidetes y Prevotella

Vagina – Lactobacilos

Pies- Pseudomonas

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

Los habitantes de nuestro sistema digestivo

Es la comunidad microbiana más numerosa e importante del cuerpo, la capital del imperio, y aunque aún se conoce poco de los habitantes que pueblan nuestro sistema digestivo, tenemos claro que debemos cuidarlos y dejarlos vivir en armonía y felicidad para disfrutar de una vida larga y feliz, y esto no se consigue sólo a base de yogures con cepas de organismos patentados en laboratorios, aunque nos hayan hecho creer esto las marcas de alimentación con sus anuncios.

Los intestinos son auténticas ciudades para los microorganismos, tubos de 6 a 9 m de largo, con recovecos y grietas, llenos de alimentos, bebida y un buen sistema de alcantarillado para eliminar desechos, el paraíso microbiano. En el intestino delgado es donde se absorben los nutrientes de los alimentos que pasan a la sangre, en el intestino grueso es donde se absorbe el agua y los microbios fermentan la fibra que no podemos digerir antes de que sea eliminada junto a los desechos en las heces. Las poblaciones de nuestros intestinos son un tesoro para nuestra salud, nos ayudan a digerir mejor los alimentos, matan bacterias que podrían provocarnos enfermedades, trabajan con las defensas inmunológicas, bloquean toxinas, metabolizan medicamentos, etc., cada año se descubren nuevas funciones de estas comunidades microbianas, y ahora sabemos que no solo tienen un papel fundamental en la digestión a la hora de alimentarnos mejor e ir al baño correctamente, también nos ayudan a evitar la obesidad, las enfermedades inflamatorias intestinales, el cáncer de colon, las cardiopatías, la esclerosis múltiple, la depresión y hasta el autismo.

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

Qué es la microbiota y por qué es tan importante para nuestro rendimiento

La diferencia entre nacer por cesárea o por parto natural

Hasta hace pocos años, el parto natural era vaginal, ahora son muy frecuentes los nacimientos por cesárea, operación de cirugía cuando hay riesgo de peligro para la madre y, o el bebé . Esto es todo un avance para la ciencia y la humanidad, pero si pensamos en nuestros microbios, la cosa cambia, adquirimos nuestro primer microbiota particular y único al pasar por la vagina de nuestras madres. Nacemos como seres estériles, sin poblaciones bacterianas, y al atravesar el canal del parto con gran esfuerzo por nuestra parte, vamos recogiendo nuestros primeros microbios, y gracias a ellos, somos unos bebés fuertes y sanos que se convierten en adultos ricos en microorganismos. La madre naturaleza hace de las madres una auténtica fábrica de organismos que van cambiando durante el embarazo, no sólo en la vagina, también en el intestino, los microbios cambian para aprovechar mejor la energía y alimentar al bebé y mejorar las defensas inmunológicas de ambos. Al nacer, los microbios de la vagina crean una capa con ‘superpoderes’ sobre el recién nacido, y es por eso que no se recomienda lavarles después del parto, y en muchos mamíferos, la madre también lame a cada una de sus crías, trasmitiendo con su saliva más microorganismos beneficiosos.

El estudio de los microbiomas de los niños y niñas nacidos por cesáreas ha revelado que difiere del de los nacidos por parto vaginal. En los de parto vaginal se parece al de las comunidades vaginales de sus madres, y en los de cesárea se parece a la de las de la piel de los adultos. Se ha visto que los nacidos por cesárea tienen mayor incidencia de enfermedades como el asma, obesidad, alergias alimentarias, dermatitis atópica y problemas relacionados con el sistema inmunitario.

La piel

Debemos recordar que los microorganismo no solo están en nuestro interior, también habitan en nuestro exterior. ¿Eres capaz de reconocer a las personas que quieres por su olor único? Sí, dicen que una madre es capaz de identificar con los ojos cerrados a su bebé de pocos meses, y como personas deportistas, nos acostumbramos a reconocer no solo el olor de nuestro sudor, también el del compañero o compañera de gimnasio o de carrea. Esta esencia personal está definida por las diferentes comunidades microbianas que existen en la piel, y aunque está claro que hay que lavarse cada día porque la falta de higiene hace que olamos mucho peor, el exceso de higiene también es perjudicial, puede acabar con los pequeños habitantes de nuestra piel provocando que el espacio sea ocupado por otros microorganismos que nos provocan enfermedades cutáneas. Recuerda que hay que lavarse cada día, pero respetando el equilibrio que mantenemos con las micropoblaciones de nuestra piel. Para ello no debemos o abusar de detergentes y jabones muy agresivos, a veces basta con ducharnos con agua, los deportistas podemos llegar a ducharnos de 2 a 3 veces al día, y el jabón no es necesario siempre. Encuentra el equilibrio en tu limpieza corporal, no te obsesiones con los olores, a veces no hueles mal, es la ropa deportiva y técnica la que hay que tirar porque huele mal por mucho que la laves. Asume que el olor corporal es algo natural y existe un sudor ‘limpio’, la marca de cada persona, y no tiene porqué ser desagradable si somos personas limpias y sanas.

Publicidad
También te puede interesar

¿Sabías que nuestra salud y rendimiento dependen muy mucho de nuestra población de bacterias? Y una gran parte de las mismas se encuentra en nuestro intestino... Te lo contamos