Las increíbles historias de los otros 'héroes' del Mundial 70.3

Algunos triatletas que competirán en Niza en Grupos de Edad son protagonistas de historias de superación ejemplares.

Las increíbles historias de los otros 'héroes' del Mundial 70.3
Las increíbles historias de los otros 'héroes' del Mundial 70.3

Todos los focos están puestos en Noya, Lange, Brownlee, Kienle, Blummenfelt, Dapena, Daniela Ryf, Lucy Charles o Judith Corachán... Pero, más allá de la deslumbrante batalla que nos espera en la categoría PRO, algunos triatletas de Grupos de Edad que también competirán en el Campeonato del Mundo Ironman 70.3 este sábado y domingo (el sábado, las mujeres; y el domingo, los hombres) nos dejan historias de superación extraordinarias, y que les convierten en héroes antes incluso de comenzar la prueba...

El canadiense Murray Cass, de 64 años, ha sobrevivido milagrosamente a varios tumores cerebrales en un periodo de 20 años, entre 1982 y 2002. Incluso tuvo que volver a aprender a montar en bicicleta. Pero esta temporada ha conseguido la clasificación para el Mundial y el domingo estará en la línea de salida...

Las increíbles historias de los otros héroes del Mundial 70.3 de Niza

Las increíbles historias de los otros héroes del Mundial 70.3 de Niza

El francés Jonathan Drutel, de 35 años, es el primer trasplantado cardiopulmonar que ha completado un Ironman. Además de sobrevivir al proceso de trasplante de un nuevo corazón y de los dos pulmones, sufre de fibrosis quística y diabetes. El domingo en Niza volverá a demostrar, como dice el lema de Ironman, que 'cualquier cosa es posible'...

Las increíbles historias de los otros héroes del Mundial 70.3 de Niza

Las increíbles historias de los otros héroes del Mundial 70.3 de Niza

El estadounidense Marcelo Ehrhardt, de 48 años, salió de una muerte cerebral después de intentar suicidarse por sobredosis. Los médicos le dijeron a su familia que no sobreviviría y que, si lo hacía, no podría caminar y sufriría daños importantes en los órganos. Al final se despertó y se recuperó a través de un duro proceso de rehabilitación. Encontró su camino gracias al triatlón y a las pruebas Ironman. El domingo dará un paso más en Niza...

Las increíbles historias de los otros héroes del Mundial 70.3 de Niza

Las increíbles historias de los otros héroes del Mundial 70.3 de Niza

El estadounidense Shay Eskew, de 45 años, sufrió gravísimas quemaduras a los ocho y le dijeron que nunca competiría en ningún deporte. En 35 años se ha sometido a más de 35 cirugías, ha completado 4 pruebas Ironman y 25 Ironman 70.3, ha competido en 11 Campeonatos Mundiales en 7 países de 4 continentes, incluido el Mundial de Kona. Es autor del libro What the Fire Ignited ('Lo que encendió el fuego'). Este domingo, en Niza, hará su 12º Mundial y su 26ª prueba Ironman 70.3...

Las increíbles historias de los otros héroes del Mundial 70.3 de Niza

Las increíbles historias de los otros héroes del Mundial 70.3 de Niza

La estadounidense Kathy Medford, de 66 años, tiene una hermana gemela que fue diagnosticada con cáncer de mama en 2016. Entonces, Kathy decidió hacerse un chequeo. Le detectaron un cáncer de mama invasivo y un coágulo de sangre en el corazón. Aunque se clasificó para el Mundial 70.3 de Chattanooga en 2017, solo pudo ir como espectadora, ya que no podía participar después de haber sido sometida a una cirugía de emergencia. Poco a poco se fue recuperando y aumentando la intensidad de los entrenamientos hasta que se aseguró su plaza para Niza...

El alemán Elmar Sprink, de 48 años, estuvo a punto de morir. A pesar de estar en una forma fantástica, su corazón dejó de latir repentina e inesperadamente mientras estaba en casa en el sofá viendo la octava etapa del Tour de Francia. Se despertó en el hospital, con tubos y cables por todas partes. "No podía recordar nada: el sofá, el Tour de Francia, negro. No tenía ni idea de lo que había sucedido, pero supuse que debía haber sido algo grave". Desde ese momento, su vida entera se puso patas arriba y se embarcó en lo que sería un largo período de sufrimiento. La condición de Elmar se volvió cada vez más crítica. La espiral descendente continuó hasta el día en que su corazón ya no pudo mantenerle vivo: sin un trasplante moriría. “En febrero de 2012 solo me quedaban 12 horas de vida. Había estado enchufado a una máquina durante 190 días. Pero no quería morir". Y entonces llegó un corazón compatible y el consiguiente trasplante. El 11 de julio de 2012 salió del hospital. Pero el camino de regreso a la vida normal fue muy duro. “Tuve que aprender a caminar"... En 2014 acabó el Mundial Ironman de Kona en 12 horas y 30 minutos. En 2017 también se proclamó campeón del mundo de triatlón en los Juegos Mundiales para Trasplantados de Málaga. Niza le espera el domingo...

Las increíbles historias de los otros héroes del Mundial 70.3 de Niza

Las increíbles historias de los otros héroes del Mundial 70.3 de Niza