De pesar 220 kilos... a finisher del Ironman de Texas

La muerte por cáncer de un amigo le hizo cambiar su estilo de vida y convertirse en triatleta.
-
De pesar 220 kilos... a finisher del Ironman de Texas
De pesar 220 kilos... a finisher del Ironman de Texas

Hace tres años, Marcus Cook, de 46 años, sufría obesidad mórbida y pesaba 220 kilos. El pasado domingo, 110 kilos después, completó su segundo Ironman, de nuevo el de Texas, en 15 horas, 35 minutos y 43 segundos. Las claves de este asombroso cambio: cirugía, ejercicio, dieta, voluntad… y una promesa.

Chuck Dalio era su jefe. Pero también un buen amigo. Falleció de cáncer en 2015. La última conversación entre ambos supuso un punto de inflexión en la vida de Marcus. "Antes de despedirnos me dijo: 'Yo me estoy muriendo por una enfermedad incurable, tú te estás muriendo por tus propias decisiones'". Marcus le prometió que empezaría a cuidarse en todos los sentidos.

Cook volvió a pasar por el quirófano. En 2008 probó con una banda gástrica y perdió unos 30 kilos en ocho meses, pero luego subió 50 kilos más. En septiembre de 2015 le implantaron un bypass gástrico. Un mes después de la intervención, se propuso caminar 20 minutos al día, luego tres millas, luego cinco y, al final, diez... Después, empezó a correr… Y un día, por casualidad, vio un vídeo motivacional de Ironman… y se enganchó…

Cuenta Marcus que ha tenido problemas de peso toda la vida. Para ir y volver de la escuela, tenía que hacer un trayecto de una hora de coche, rato que aprovechaba para tomarse un bollo y un refresco… Antes de comenzar su metamorfosis en 2015, era capaz de beberse hasta una docena de bebidas azucaradas al día. Y se alimentaba básicamente con comida basura.

Siete meses después de la segunda cirugía, Cook terminó su primer triatlón, un súper sprint en Texas. Fue parte de su preparación para terminar el triatlón Escape to Miami en septiembre de 2016. Ese año completó cuatro pruebas sprint, dos de distancia olímpica, dos medias maratones y dos maratones.

El 2 de abril de 2017 hizo el Ironman 70.3 de Texas en 7:39:55. Y 20 días después, el Ironman de Texas en 16:31:59.

El pasado domingo se convirtió, también en Texas, en finisher de su segunda prueba Ironman.

Aunque sigue pasando por el quirófano para eliminar la piel sobrante, Cook, directivo de una empresa de suministros de construcción, continúa perdiendo peso. Su próximo desafío es disputar el Campeonato del Mundo de Kona (a través de Ironman Foundation).

Big to Little - The Ironman from Big to Little on Vimeo.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....