Caeleb Dressel, a cinco centésimas del récord del mundo de los 100 libre

Dressel nadó los 100 libre en 46.96 y firmó la tercera mejor marca de la historia.
EFE (Francisco Ávila) -
Caeleb Dressel, a cinco centésimas del récord del mundo de los 100 libre
Caeleb Dressel, el quinto hombre

El estadounidense Caeleb Dressel reeditó su título mundial en los 100 libre y se quedó este jueves a cinco centésimas del récord mundial de César Cielo, con lo que se convirtió en el quinto nadador de la historia en repetir título en la distancia.

También destacó en la jornada el australiano Matthew Wilson, que igualó en las semifinales el récord mundial de los 200 braza en poder del japonés Ippei Watanabe (2:06.67). Todo apunta a que el tope mundial caerá en la final.

Dressel nadó en 46.96 y firmó la tercera mejor marca de la historia. El mejor tiempo de siempre es el del brasileño Cielo (46.91), pero en Roma 2009, en plena etapa de los nadadores de poliuretano, cuando el francés Alain Bernard también bajó de los 47 segundos.

En la final derrotó al campeón olímpico, el australiano Kyle Chalmers (47.08), mientras que el ruso Vladislav Grinev fue tercero (47.82).

Con este triunfo, el nadador de Florida se cuelga su tercer oro en este Mundial y se convierte en el quinto de la historia que es capaz de defender su título en esta exigente prueba. Anteriormente lo había conseguido Matt Biondi, Alexander Popov, Filippo Magnini y James Magnussen.

La cara de la jornada para los estadounidenses fueron Dressel y la espaldista Olivia Smoliga, que ganó contra pronóstico y con récord estadounidense incluido en el 50 con 27.33.

Smoliga recuperó para su país un cetro que no tenía desde 2007. La estadounidense se impuso a la brasileña Etiene Medeiros, campeona en Budapest y que tenía la mejor marca mundial del año, que fue segunda con 27.44.

La sensacional rusa Daria Vaskina, de 17 años, fue bronce con 27.51 y se quedó a dos centésimas del récord mundial júnior, en poder de la australiana Minna Atherton desde enero del 2016 en Brisbane.

La cruz para los estadounidenses se vivió en los 200 estilos hombres, en los 200 mariposa mujeres y en el 4x200 femenino. En los 200 estilos, el japonés Dalya Seto, un especialista en los 400 estilos, se encontró en el momento y el lugar adecuado para llevarse el oro.

El máximo exponente nipón en la distancia es Kosuke Hagino, que no compite en Gwangju porque quiere concentrarse para los Juegos del próximo verano en su país; y el máximo favorito y que defendía el título, el estadounidense Chase Kalisz, no está en su mejor momento y fue hoy bronce.

Así que Seto ganó con 1:56.14 y rompió la hegemonía de Estados Unidos en esta prueba desde 2003. Desde entonces, entre Michael Phelps, Ryan Lochte y Kalisz se habían llevado los oros.

La plata fue histórica. Se la colgó el suizo Jeremy Desplanches y se convirtió en el primer nadador de su país que consigue subir a un podio mundialista en 33 años, el anterior fue el velocista Dano Halsall (plata en los 50 libre).

Si Kalisz era favorito en los 200 estilos, Hali Flickinger también lo era en los 200 mariposa, pero se tuvo que conformar con la plata.

La estadounidense tenía la mejor marca del año (2:05.26), pero en la final nadó en 2:06.95. La victoria fue para la húngara Boglarka Kapas (2:06.78), que sucede en el palmarés a la española Mireia Belmonte.

Por cierto, la badalonesa nadó hace dos años en Budapest en 2:05.26, lo cual demuestra el bajo nivel de la final de los 200 mariposa de hoy. El bronce fue para otra estadounidense: Katie Drabot (2:07.44).

En el 4x200 libre femenino regresó a la competición Katie Ledecky, ya recuperada de sus problemas físicos, pero la nadadora de Washington no pudo colgarse la medalla de oro, que fue para las australianas. El bronce fue para Canadá.

En las semifinales, además del récord mundial igualado por Mathew Wilson en los 200 braza; destacó la victoria de la sueca Sarah Sjöstroem en las semifinales de los 100 libre, por delante del dúo australiano: Campbell-McKeon.

En los 200 braza, la sorpresa fue la descalificación en las series de la estadounidense Lilly King, una de las favoritas. El mejor tiempo fue para la rusa Yuliya Efimova (2:21.20) por delante de la sudafricana Tatjiana Schoenmaker (2:21.79), las únicas en bajar de 2:22. La clasificación la marcó la también sudafricana Karlene Corbett (2:24.18), Jessica Vall nadó en 2:28.11 y quedó fuera.

El ruso Evgeny Rylov fue el mejor en los 200 espalda, con un tiempo bastante mejor (1:55.48) que el del estadounidense Ryan Murphy (1:56.25).

Mañana cuatro españoles nadarán las series. Jimena Pérez y Mireia Belmonte en los 800 libre, África Zamorano en los 200 estilos y Juan Segura en la de los 50 libre.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Ideas frescas y originales para disfrutar de viajes diferentes...

Analizamos cómo ruedan las zapatillas 890v7 de New Balance, una de las más polivalent...

Recibes la caja en tu casa, sacas la bici, aprietas 4 tornillos, le pones los pedales...

Ligeras, pero también estables y amortiguadas, así son las ASICS Gel-DS Trainer 24...

Además de entrenar duro, hay que prestar especial atención a la recuperación, element...

¿Sabías que en tu cuerpo conviven 100 billones de microorganismos? Y una buena parte ...