"Los mejores triatletas del mundo se comportan de forma errática e impulsiva en Kona"

Cody Beals, 'verdugo' de Lionel Sanders en el Ironman de Mont-Tremblant los dos últimos años, debuta en el Mundial de Hawaii el próximo 12 de octubre.
Triatlón -
"Los mejores triatletas del mundo se comportan de forma errática e impulsiva en Kona"
"Los mejores triatletas del mundo se comportan de forma errática e impulsiva en Kona"

A estas alturas, Cody Beals ya no es ningún desconocido. El novato que doblegó a Lionel Sanders en Mont-Tremblant en 2018 en el que era su estreno en Ironman derrotó otra vez a su compatriota en esta misma prueba hace quince días. En 12 meses ha ganado tres Ironman: Mont-Tremblant en dos ocasiones y Chattanooga.

El 12 de octubre estará en la línea de salida del Mundial de Kona por primera vez. Y, sin haber estado nunca en la ‘meca’, tiene un visión muy particular de lo que espera encontrarse allí…

“Escucho a los triatletas hablar de Kona con tanta reverencia. Muchos parecen atribuir un significado casi místico a esta carrera. Hablando con total ignorancia como novato que soy, no creo que la carrera sea particularmente especial. Quizás sea más exacto decir que estoy tratando de analizar la carrera y dividirla en variables que pueda entender. El recorrido no es tan notable: a veces es brutalmente caluroso, húmedo y ventoso, y también monótono. Estas son todas las variables que entiendo, he experimentado en otros lugares y para las que puedo prepararme. Lo único que no entiendo bien es la dinámica de esta carrera donde se disputa el Campeonato Mundial. Los mejores triatletas del mundo, que de otra manera son disciplinados y racionales, se comportarán de manera errática en la Queen K. Muchos parecen tomar decisiones impulsivas, a veces abandonando planes de carrera cuidadosamente elaborados. La carrera se desarrolla de una manera diferente a cualquier otra. Es la dinámica de la carrera, no el lugar, lo que más me intriga y desconcierta. Mi entrenador y yo estamos trabajando para analizar la carrera, analizar diferentes escenarios y perfeccionar mi preparación física y mental para esta carrera única”, explica el triatleta canadiense en una entrevista en la página web de Ventum, la marca de bicis que le patrocina.

Beals también tiene una manera muy personal de vivir el triatlón. “Mentiría si dijera que ganar no es una motivación. Sin embargo, a menudo tengo que recordarme que centrarme sólo en los resultados no es bueno para disfrutar completamente de esta profesión. Estoy mucho mejor cuando me concentro en el camino, en el proceso, y en metas mucho más humildes del día a día, más allá de las victorias. El año pasado fue mi mejor temporada hasta la fecha, pero realmente me sorprendió que las recompensas extrínsecas no fueran suficientes para mantener mi pasión por el deporte. Tuve que hacer un examen de conciencia este año para volver a familiarizarme con mis motivaciones intrínsecas. Me propuse disfrutar mucho más mi segunda victoria en el Ironman de Mont-Tremblant. Mi primera victoria fue una experiencia tan surrealista que apenas me sentí presente. Dicho esto, hago todo lo posible para pasar de cualquier actuación, brillante o decepcionante, lo más rápido posible. Me permito hacer pucheros durante no más de 24 horas después de una mala carrera; y celebrar durante no más de una semana después de un gran triunfo. Son dos caras de la misma moneda, por lo que un enfoque coherente es importante para mí”, explica el bicampeón del Ironman de Mont-Tremblant, que en la edición de este año tuvo que exprimirse al máximo para dar caza y superar a Lionel Sanders.

“Lionel Sanders y yo tenemos una larga historia de batallas entre nosotros, desde nuestros días en el equipo universitario. Me ha ganado en más ocasiones de las que me gustaría contar y he admitido abiertamente que es el atleta más intimidante al que me he enfrentado. No me sorprende que me cogiera en la bici este año en el Ironman de Mont-Tremblant. ¡Iba como un loco! Lo seguí hasta el kilómetro 130, momento en el que tuve que tomar una decisión estratégica para dejarlo ir o me arriesgaría a poner en peligro mi carrera. Me metió 5 minutos en los últimos 50 km mientras yo me desvanecía. Empecé a creer que la carrera estaba perdida. Seguí sintiéndome abatido durante la primera vuelta de la carrera, ya que apenas recuperaba el tiempo. En mis tres victorias Ironman (dos vecen en Mont-Tremblant –2018 y 2019– y en Chattanooga –2018–), la parte final de la bici y la primera parte de la carrera han sido mi punto más crítico. Cuando mi mente intentaba dejar paso a la negatividad, me enfocaba hacia el presente, controlando las variables que podía (por ejemplo, alimentación, ritmo, técnica, diálogo interno positivo, visualización) e ignoraba todo lo demás”, afirma Beals, que finalmente alcanzó al subcampeón del mundo Ironman de 2017 cuando éste ya iba caminando, en una de las imágenes que ya forman parte de la historia de la prueba canadiense.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El vigente bicampeón del mundo y 'recordman' de Kona, junto con el equipo BMC-Vifit, ...

Las prestaciones para el triatleta de la FuelCell Rebel y la FuelCell 5280....

La élite internacional del triatlón se concentró en Banyoles el pasado fin de semana ...

Bastante severidad exige la práctica del triatlón, como para tener que renunciar a la...

Aprende a alimentarte y a suplementarte para tus próximos retos con los consejos de M...