Plan de entrenamiento para un Triatlón Olímpico con Compex

Un plan para que en 10 semanas estés preparado para competir en un triatlón Olímpico
Triatlón - Compex. Imagen cedida por Valencia Triatlón -
Plan de entrenamiento para un Triatlón Olímpico con Compex
Plan de entrenamiento para un Triatlón Olímpico con Compex

El plan de entrenamiento que te presentamos en este artículo está pensado para que en 10 semanas estés preparado para competir en un triatlón Olímpico, aunque ya sabes que tienes que tener una buena condición física previa y haber estado entrenando unos meses antes. 

Lo que puede que te sorprenda es que hemos incluido, además de las rutinas de los tres deportes del triatlón, una sesión extra para trabajar con un electroestimulador Compex. El objetivo es que la electroestimulación te ayude a recuperar mejor de las sesiones y que también trabajes la fuerza de músculos específicos para conseguir mejorías en los tres deportes de forma más rápida.

Si nunca antes has utilizado la electroestimulación, incluyendo sesiones de entrenamiento, es recomendable realizar un periodo de iniciación-adaptación de 2-3 semanas antes de empezar con la planificación que te proponemos. En este plan se incluye el trabajo de cuádrices y dorsal, aunque si tienes tiempo siempre es recomendable incluir varias sesiones de estabilización de core.

Mario Mola ya nos contaba en este artículo cómo utiliza COMPEX para facilitar su recuperación y como complemento perfecto a su trabajo de fuerza. Ahora puedes incluirlas en el tuyo para conseguir tus mejores resultados en una prueba de distancia Olímpica. 

(Puedes ampliar las imágenes haciendo clic sobre cada una de ellas)

 

 

Reglas básicas para que la electroestimulación te ayude en el entrenamiento:
• Sigue la colocación de los electrodos recomendada, fijándote en su polaridad (+ y -). 
• Cambia tus electrodos de forma regular. Si el gel del electrodo se deteriora, la conductividad del mismo empeora, perdiendo eficacia y empeorando la sensación.
• Controla el progreso:
- Incrementa la intensidad cada 3,4 ó 5 contracciones durante la sesión.
- Intenta alcanzar al final de cada sesión una intensidad máxima de un 10% superior a la de la sesión anterior.
- La sensación se vuelve más confortable si realizamos una contracción isométrica voluntaria del músculo estimulado.
- Para programas de Recuperación y Capilarización: incrementa la intensidad gradualmente hasta producir sacudidas musculares contundentes pero siempre confortables.