Las 6 claves para hacer la transición a la media distancia

Si estás preparando tu primera prueba 70.3, toma nota.
Cristina Azanza -
Las 6 claves para hacer la transición a la media distancia
Las 6 claves para hacer la transición a la media distancia

Planificación: sin una adecuada planificación, hecha al menos con cuatro meses de antelación, es muy complicado llegar en perfectas condiciones para afrontar la prueba. Hacer una programación correcta de nuestros entrenamientos, en función de nuestras características y disponibilidad horaria, es la base para superar el reto con éxito.

Resistencia de base: no debemos olvidar que el triatlón es un deporte de fondo, para lo cual, lo más importante es tener una buena resistencia aeróbica, a base de rodajes largos y de baja intensidad en los tres deportes. Para evitar la monotonía y el aburrimiento que pueden suponer estas largas horas de ritmo fácil, podemos buscarnos compañeros para las salidas de bici, ejercicios de técnica para la natación o algo de música para la carrera a pie.

Material cómodo y fiable: estos son los requisitos que deben reunir los materiales que uses para los tres deportes. Piensa que vas a estar muchas horas compitiendo y que con estos criterios, tu cuerpo te lo agradecerá. Es preferible tardar un poco más en las transiciones para cambiarte de ropa, si ello te hará sentirme más cómodo en cada uno de los segmentos.

No te olvides de la fuerza: aunque el trabajo de fondo, y por lo tanto los ritmos fáciles, es cuantitativamente la base del entrenamiento, no debes olvidar las sesiones con trabajo específico de fuerza y de fuerza-resistencia, al menos un día por semana, durante toda la preparación

Entrena tu estómago: tanto como tus piernas. Una de las claves para un buen rendimiento en carrera y también de las razones de un mal resultado, cuando hablamos de triatlones tan largos, es asimilar correctamente los alimentos, sólidos y líquidos durante la competición. Esta es una cualidad que se adquiere probando diversas estrategias, a veces por ensayo y error, hasta que encontremos la óptima

Llegar con hambre es mejor que llegar saciado: uno de los errores más comunes es que se entrena demasiado fuerte, demasiado cerca de la carrera, cuando en una carrera tan exigente, donde vas a poner tu cuerpo al límite, la mejor receta es llegar  descansado e impaciente por “devorar” kilómetros el día de la carrera, no antes.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La élite internacional del triatlón se concentró en Banyoles el pasado fin de semana ...

Hablamos de bici, entrenamiento y nutrición con uno de nuestros grandes triatletas, F...

Bastante severidad exige la práctica del triatlón, como para tener que renunciar a la...

Aprende a alimentarte y a suplementarte para tus próximos retos con los consejos de M...

Un modelo de alto rendimiento desarrollado por triatletas, mantiene las característic...

Analizamos cómo ruedan las zapatillas 890v7 de New Balance, una de las más polivalent...