Justicia

"Y es que el Tour se ha rendido a la grandeza del equipo Sky".
Antonio del Pino -
Justicia
Justicia

Es de suponer que, quien más quien menos, todos sabéis ya que Froome ha hecho lo propio, Urán ha aguantado con mucho oficio pese a haberse desconcentrado en el peor momento y Landa se ha quedado a 0,77 segundos de entrar en el podio de París.

Entrar a pensar si podía haber recortado ese segundo en aquel o en el otro momento, es asegurarse un tormento de por vida de forma absurda.

Primero, porque se parte del sinsentido de asumir que Bardet habría replicado exactamente cada una de las pedaladas dadas... sin cambiar nada para que Landa hubiera hecho "plin" y, como quien hace una seña de pares jugando al mus, ya por arte de magia es tercero.

Por mucho que lo pretendamos, en corto sí tenemos cierto control sobre lo que vamos a hacer ahora, pero no en cómo ni en el grado de profundidad con el que ese acto podrá afectar al futuro.

El ritmo y los engranajes del cosmos no lo pueden controlar ni toda la tropa de técnicos y científicos en deporte del Sky, porque de ser así, se les habría agradecido más que mucho, que de tener algún tipo de fórmula predictiva efectiva al segundo dentro de un amplio rango de tiempo e infinitas variables, la hubieran compartido antes con todos esos ciclistas que se han llevado por delante en la carretera... y que hubieran arrancado a pedalear diez segundos antes... o después.

Lamentablemente las cosas son como son y entendido eso, sin recrearnos más en esto, tragedias reales con bicis de por medio existen... y desde luego están muy lejos de cosas como que Landa no suba al cajón en los Campos Elíseos.

Al final esto solo es ciclismo de alta competición, en el que además han dado un grandioso espectáculo y, si bien es comprensible que fastidie bastante que casi 84 horas de competición después y tras más de 3400 km recorridos en bicicleta no entres al podio por un segundo de nada, bien es cierto que Landa se va para casa con el que era su trabajo hecho de forma impecable: ha tenido la oportunidad de mostrar su gran calidad, subir su nómina ya alta allá donde vaya y sobre todo ha conseguido que Froome llegue de amarillo, que era lo firmado previamente en caso de que el rubio estuviera al nivel, como así ha sido.

En lo sucedido este sábado veo mensajes ocultos que inquietarían al mismísimo Iker Jiménez.

Es como si el Tour, encarnado en un ser con control sobre lo que sí y lo que no, después de la etapa hubiera puesto su mano sobre el hombro de Mikel y le hubiera dicho:

"Muy bien chaval, muy bien. Tienes un nivel impresionante incluso para ganar si te lo propones, pero... escucha una cosa... la próxima vez que vengas a mi carrera con intención de subirte al podio, procura venir de jefe de filas, que esto es el Tour... y si te pasas la carrera entera tirando del carro, mirando donde está el jefe y si lleva agua en la "cacharra", por mucho que andes... lo mismo al final no te salen las cuentas, aunque sea por poco... te lo digo yo".

Y es que el Tour se ha rendido a la grandeza del equipo Sky y no ha puesto objeción en que, tras trabajar lo indecible, se lleven el amarillo y los equipos, porque son los más profesionales y organizados.

Pero a la hora de repartir gloria ha sido justo, como con el pobre Kwiatkowski al que le ha hecho la misma pregunta de: "¿Tú a qué has venido, a tirar o a ganar? Pues ya sabes, enhorabuena por la carrera y por la espectacular crono, pero la etapa se la doy a otro".

Y es que pese a hacer una crono en la que se iba metiendo en las curvas como Randy Mamola en sus mejores tiempos, ese segundo para la gloria ha ido a favor de su compatriota y huérfano de jefe Bodnar, que ya el otro día se curró una escapada hasta la agonía a priori sin futuro, como así fue al final, pero que hizo que el pelotón tuviera que desgañitarse para cazarle viendo la línea de meta.

En la crono ha tenido su recompensa.

El Tour ha sido muy bueno, ha sido justo...

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....