Specialized Epic S-Works World Cup: Full Gas

Los baches, las piedras y las raíces, te machacan por todas partes para que no puedas avanzar con toda la velocidad que te gustaría. En esos momentos desearías que tu bici supiera lo que tiene que hacer, que tuviera la capacidad mental que tú pierdes en semejantes condiciones. Esa bici existe, es la bici del actual Campeón del Mundo de Triatlón-Cross, de Rubén Ruzafa.
TRIATLÓN -
Specialized Epic S-Works World Cup: Full Gas
Specialized Epic S-Works World Cup: Full Gas

A veces la perfección está muy cerca y precisamente por eso es tan difícil verlo cuando uno está tan pegado a ella. Specialized ha tenido el grado de iluminación máximo con la Epic World Cup. Han sabido reinventar una bici que ya era la referencia, para hacer una bici nueva que pasa a ser la opción para XC más rápida de la actualidad. Todo con una “simple” combinación de “retoques” geométricos sobre la bici que ya tenían. 

Puede parecer un sacrilegio decir esto pero, piénsalo bien, nosotros valoramos que es tan admirable el paso que la Epic ha dado en esta versión World Cup, por lo que supone la muestra de profundo conocimiento en la esencia de las bicis, que la original creación y desarrollo de ingeniería del propio concepto Epic. Comprobar cómo lo han hecho y sentir el resultado de esta World Cup en los caminos, ha sido como asistir a una de esas lecciones en las que un maestro tumba con un solo gesto de muñeca a un musculado y agresivo luchador. 

La geometría de esta versión World Cup es más racing respecto a la versión Epic “convencional”. El tubo superior es más largo para que quede más espacio vital sobre el centro de la bici y el peso del ciclista queda posicionado con precisión entre ambos ejes. Esto supone que el control de nuestra influencia sobre las ruedas de la bici, se puede gestionar con un leve movimiento de brazos y cadera, de forma rápida y continuada para que, por rápido que vayas, siempre encuentres el apoyo perfecto de los neumáticos con el terreno. Hay que saber hacerlo, pero si hay una bici con la que se hace mejor que ninguna otra esta es con la World Cup. Un triatleta normal necesita un periodo de adaptación de algunos días para sacarle el 100%.

Tiene las vainas 1 cm más cortas que la versión Epic “convencional” para reducir el efecto “limusina” del que adolecen muchas bicis de 29 pulgadas, es decir, que a velocidades lentas y giros cerrados, hay que abrirse como si llevaras un autobús de línea para que la bici entre por el camino. Al tener el tren trasero más corto, también puedes ascender sin perder tanta tracción. La rueda trasera queda más cerca de ti, llevas más peso sobre ella y aumenta el agarre, algo que se agradece en los repechos cortos en los que se pedalea de pie con potencia o cuando vas sentado en la punta del sillín en las ascensiones más verticales. Además, con este tren trasero más corto para el que han sobredimensionado el volumen vertical de las vainas (al tiempo son más planas para dejar más paso libre y que no rocen los pies) han conseguido que el tren trasero sea más rígido.

Con el tren delantero de la Epic WC, Specialized ha devuelto gran parte del control y agilidad  de dirección de las mejores dobles suspensiones de 26 pulgadas, que se está perdiendo con las ya omnipresentes 29ers. Han bajado al límite la pipa para permitir adoptar posiciones acordes al uso de estas bicis,  más deportivas y agresivas, que además permiten que los usuarios de tallas pequeñas no tengan que ir obligatoriamente agarrados al manillar con espalda la vertical como en una bici de paseo.

Pedalear a tope con esta bici es adictivo, porque el retorno que tienes de ella en todos los terrenos siempre es perfecto y eso provoca que tengas que obligarte a soltar un poco el acelerador para no acabar reventado cada día. Es la primera doble suspensión con la que no da pereza pedalear de pie,  porque la horquilla y el amortiguador trabajan en perfecta sincronía. Reacciona dando el 100% de lo que tú le des a los pedales en los tramos de pista y además permite que seas mucho más más rápido en los terrenos abruptos que si llevaras  una rígida.

La segunda medida decisiva para que la Epic WC tenga una dirección que se mueva al ritmo más rápido posible, viene con el ángulo de dirección, que es más cerrado para llegar hasta los 71º. Esto significa mucho más que verticalizar la horquilla y que su giro sea más directo, algo que con los nuevos manillares súper anchos también es necesario. Con esto también han provocado que el eje de la rueda delantera se acerque al punto de agarre del manillar, con lo que el vector de fuerza al tirar del manillar es más directo, es decir, el tren delantero parece más ligero. Así la bici se balancea mejor al pedalear de pie, se puede elevar mejor el tren delantero para superar obstáculos y en los saltos, puedes ajustar con más precisión la posición de la bici en el aire. Si la rueda trasera va más pegada a los pies y la rueda delantera más cerca de las manos, la manejabilidad de esta 29 pulgadas sube exponencialemnte y por eso esta Epic WC se mueve así de rápido.  

 

La versión World Cup sólo es compatible con sistemas de transmisión de un plato, sin opción de montar desviador porque si no, no se pueden acortar tanto las vainas. Este es el único punto conflictivo de la versión World Cup, ya que ni viene montado ni se puede montar un desviador de platos.

Nosotros defendemos que si eres un deportista que entrena habitualmente, con la Epic WC no deberías de encontrar muchos inconvenientes en usar en un solo plato para el día a día. En este sentido hay que decir que la Epic “convencional” es más polivalente y realista, además de por tener una geometría más dócil, por la posibilidad de montar con doble plato e ir seguro de que, por exceso o por defecto, jamás te quedarás corto de desarrollo. Si a eso le añadimos un comportamiento menos radical que la versión WC pero manteniendo toda la efectividad del Brain, tanto en la horquilla como el amortiguador, tenemos una bici más concebida para sobrevivir en el mundo real, el de fuera de las carreras y de los usuarios que usan mucho la bici de montaña.

Que nadie se confunda, la versión  S-Works Epic  “convencional” ya es más rápida que el 90% de las bicis de XC que existen en todo el mercado, pero es que la WC, es la más rápida. Specialized lo sabe perfectamente y como además se pueden permitir el lujo de sostener en el catálogo ambas plataformas del mismo sistema, ofrecen ambas posibilidades para los clientes más “Specializados”.

Conoce a algunos de los atletas que son parte de la historia de la Epic (pincha en la siguiente imagen)