Marcando Época

Probamos los cascos Poc Octal y Poc Octal Aero AVIP, dos supercascos con argumentos de sobra para proteger las cabeza más importante, la tuya.
Jorge López -
Marcando Época
Marcando Época

Si algo define la genética de esta marca sueca es lo pluridisciplinar de sus productos. La riqueza heredada del desarrollo de óptica, accesorios y componentes, cascos para nieve, mochilas, protecciones para mountain bike o textil,  y todo bien definido por una visión diferente a la del resto del mercado….cosa que no es nada fácil.  Sólo con echar un vistazo a estos dos cascos podemos hacernos una idea de la línea de creación de POC.

OCTAL

En un mercado donde marcas tan asentadas como Specialized o Giro parecían haberlo hecho todo, esta propuesta de POC ha irrumpido en el pelotón profesional como una opción a tener muy en cuenta para muchos de los usuarios más exigentes.

Las líneas, alejadas del estilo suave y estilizado de otras opciones actuales, plantean una interesante alternativa estética que además ha sido acogida con agrado por el mercado.  Gracias a sus amplias aberturas frontales estamos ante un casco de ventilación de referencia,  recomendable para triatlones olímpicos y de grandes puertos. El casco viene perfectamente rematado, con unos acabados limpios y una regulación de cierre trasera amplia y adaptable a un amplio rango de medidas que queda completado gracias a las tres tallas en las que se encuentra disponible(S,M y L). La experiencia de POC en el terreno de las protecciones y en el trabajo con polímeros, le confieren al casco un altísimo índice de seguridad, que cumple con las directrices de la normativa más exigente, la australiana.

Encontramos dentro de la gama Octal una actualización de la versión (denominada MIPS) que se diferencia en una solidez extraordinaria de la estructura así como la incorporación de dicho sistema, que absorbe con un mayor coeficiente  de eficiencia los impactos multidireccionales. Probablemente la elección correcta para quien entrena al límite o para el que pasa muchas horas encima de una bicicleta en competición. El peso del Octal es de 195 gramos en talla M, toda una pluma.

La arquitectura de construcción define líneas más bajas, que deriva en una mayor cantidad de material en las zonas más expuestas de la cabeza. Dicho todo esto, la gran virtud del Octal sólo se puede descubrir si te lo pones, un casco para soportar el paso de miles de kilómetros. Como nuestra obligación es intentar buscarle las cosquillas a todo, al salir las correas por la parte exterior de la calota, obliga a llevar las varillas de las gafas por dentro de las correas, porque si no, al masticar una barrita, la mandíbula tira de las correas y estas hacen que se muevan las gafas…para cachondeo de quien te acompañe.

Precio: 250€

OCTAL AERO AVIP

La versión aero del modelo es este casco de alta visibilidad AVIP, se presenta como la opción perfecta para triatlones de media distancia con posiciones erguidas sobre la bicicleta o triatlones muy rápidos. La carcasa superior (que no es extraíble en cumplimiento de la normativa UCI) está diseñada para disminuir la resistencia al viento manteniendo un índice de ventilación suficiente.

Un ciclista que acostumbre a cambiar de posición encontrará en él un aliado perfecto para no acusar roturas aerodinámicas excesivas que sí pueden suceder con opciones algo más técnicas que al final, si no se usan con una posición muy eficiente, pueden causar el efecto contrario al deseado.  Sin embargo, este diseño cerrado puede suponer un factor contrario en situaciones de calor o en triatlones que se desarrollen en trazados con pendientes prolongadas por la necesidad de una refrigeración mayor.

Atendiendo a los detalles; en ambos  las almohadillas quedan muy bien resueltas, manteniéndose  en un punto justo de humedad, no acumulando el sudor y haciendo que la sensación sea siempre positiva. Las correas son ultraligeras e independientes para garantizar un ajuste preciso que finalmente se realiza en la barbilla. El cierre es correcto, suave y de un tamaño óptimo. Nos gusta que la propia marca ofrezca soluciones para cerrar el conjunto del casco con sus propias gafas, sintetiza muy bien el deseo de POC de desarrollar complementos que funcionen en sinergia, algo en lo que el mercado está poniendo el foco y funciona.

No obstante el precio de los complementos de óptica es sensiblemente superior al coste más competitivo de los cascos. El peso total es de 215 gramos en talla M. viene acompañado de una bolsa de transporte y pegatinas de alta reflectancia que hace justicia al concepto AVIP, el cual nos da una altísima visibilidad cuando salimos a rodar.

Precio: 300€

Cumpliendo la normativa

Desde POC se preocupan por el cumplimiento de las normativas vigentes en todos los países donde distribuyen sus productos. Por ello podemos encontrar diferencias de peso dependiendo de la normativa aplicada en la construcción de los cascos. Por ejemplo, el caso del estándar europeo (EN 1078) el Octal en talla M tiene un peso de 195g y cumpliendo con la normativa norteamericana (CPSC 12.03) el peso del mismo modelo en la misma talla es de 250g. Una diferencia de 55 g. Luego,  en el Octal Aero en talla M, la versión europea pesa  215g y la americana 285g, 70g de diferencia, por lo que los márgenes también se añaden incluso en la carcasa aero ya que si no, la diferencia entre tallas de cada versión debería de ser la misma.  Este dato es interesante, no sólo por saber, sino por el valor que tienen las marcas de cascos serias frente a las falsificaciones. Nos va la vida ello.

Si quieres ver todos los detalles de ambos cascos puedes hacerlo en la siguiente galería de imágenes.