Publicidad

Víctor del Corral: Corazón de Triatlón

El mismo Víctor os presenta la historia más cercana sobre su persona, uno de los mejores triatletas de larga distancia de la historia de España
Victor del Corral -
Víctor del Corral: Corazón de Triatlón
Víctor del Corral: Corazón de Triatlón

Nombre: Víctor del Corral Morales

Fecha y lugar de nacimiento: Barcelona, 13-05-1980

Peso: 66kg

Altura: 1,73

Pulso en reposo: 36

Pulsaciones máximas: 204

SALIDA 

Creo que mi camino como triatleta empezó cuando tenía unos trece años. En realidad no sabía ni de la existencia del triatlón, pero creo que el resultado de una persona no es un momento o una decisión puntual, sino un largo camino que se consolida en una manera de vivir. Pase más tiempo de la cuenta jugando al fútbol y no me gustaba demasiado, lo hacía porque era la única opción que había si querías hacer deporte medianamente en serio. Era malo, chupaba banquillo como el que más, pero eso sí, cuando me daban la oportunidad, corría y luchaba al máximo, me desesperaba ver que otros se quedaran parados. Creo que me costaba pensar en equipo y puede que ya desde crío fuera un deportista individual.

Aun así, pienso que es bueno aprender a convivir con otras personas que tengan virtudes y defectos distintos de los tuyos, para luego empezar a hacer deporte en solitario y comenzar a conocerte a ti mismo en profundidad. Así me paso a mí, en verano empezamos a salir en bici con mi padre y mi hermano José, con las bicis de BMX que teníamos y como lo cogimos con fuerza, al final tiramos de nuestros ahorrillos y nos compramos una MTB Mentor con las que descubrimos lo que queríamos ser y de las que podría contar mil aventuras. Realmente, lo que me hace tener especial cariño de aquellas bicis, es que fueron el medio con el que descubrimos la velocidad, la adrenalina al sentir como las ruedas se despegaban del suelo en un pequeño salto, la libertad de recorrer grandes distancias, de proponerte retos y lograrlos con mucho esfuerzo para llegar a casa machacado, lleno de polvo y arañazos. Era el boom del Mountain Bike y hartos de reparar una y otra vez piezas que ya no tenía remedio, con mucho esfuerzo, porque en casa nunca faltó de nada pero no había tantos recursos como para compramos dos bicis de competición, nos decidimos por dos bicis Conor, una para mi hermano y otra para mí, que tenían muy buena calidad para un precio bastante ajustado. En esta época tengo que agradecerle a mi padre su cariño y comprensión al animarme siempre a hacer lo que me gustara, acompañándome a cada carrera sin importarle el deporte que fuera ni el resultado. Empecé a competir con la MTB y mi nivel subía poco a poco, ganaba carreras y así fui hasta los 18, pasando todos estos años sobre  la bici de montaña en los que gané algunos títulos importantes a nivel nacional.

PARADA EN BOXES

Cuando hice MTB no era nada fácil, primero porque tenía una edad difícil y luego compaginar estudios y entrenamientos me resultaba prácticamente imposible.

Luego, no había equipos, ni dinero… no lo sé, hablar de lo que pudo ser y no fue no vale de nada, pero creo que si hubiera tenido algo de apoyo económico hubiera seguido, pero no lo tuve y decidí centrarme en finalizar mis estudios, que era lo que seguro iba a compensar todos los esfuerzos. Con 19 años dejé de hacer MTB y durante un año y medio o dos sólo hacía gimnasio, tenía que liberar el exceso de energía al salir de clase y me pasé todo ese tiempo levantando pesas… hasta que llegué a ponerme hecho un tocho de 80kg de peso.

LA METAMORFÓSIS

Liberar energía en el gimnasio no era suficiente, necesitaba volver a respirar fuerte y sentirme rápido, así que como no tenía tiempo de meter horas de bici, empecé a correr algún día, escalar, correr por la montaña, subir picos a tope y bajar todo lo rápido que pudiera… Bueno, al final me volví a liar, no podía negarme a mí mismo lo que soy y empecé a entrenar con la bici, lo que me llevó a volver a competir en MTB durante una temporada.

Me sucedió algo que ni yo mismo me podía creer. Después de este período de probar con muchos deportes sin método pero con mucha diversión, me di cuenta que hacer sólo mi deporte de toda la vida… ¡me empezaba a resultar aburrido! Como había pillado un buen punto de carrera a pie, a finales de esa misma temporada me animé e hice mi primer duatlón cross. Ya la temporada siguiente, combinándolo con mi trabajo de técnico en la universidad complutense de Barcelona, empecé a hacer duatlón y poco a poco, sin decir que no a nada, fui probando de todo, combinando el du de carretera, luego el tri-cross, el tri de carretera, corto, medio… hasta que ahora estoy de lleno en la distancia Ironman. Este recorrido es el que me ha hecho estar capacitado para competir a buen nivel en casi todas las distancias y disciplinas.

ERA INEVITABLE

Cuando comencé todo era difícil pero muy divertido. Como decía antes, en mi casa nunca hemos tenido mucho dinero para invertir en nuestro material deportivo, por lo que siempre he llevado material justo, me tuve que ir buscando mucho la vida para ir consiguiendo ayuda de tiendas, marcas… fue algo que me enseñó a pensar, a valorar, cuidar y analizar mucho cada elección. Ahora con el duatlón y el triatlón ha sido muy diferente, porque ya tenía mi vida montada, mis estudios, mi trabajo, mi mujer, mi casa,… Así que cuando empezaron a salir buenos resultados empecé a pensar en dedicarme profesionalmente.

Creo que haber mamado el deporte desde abajo, sin tener los mismo medios que un profesional como les sucede ahora a mucho críos, me enseñó  a valorar lo afortunada que es una persona que pueda dedicarse al deporte y saber que es todo un privilegio disponer de los mejores medios para intentar ser el mejor. Digo esto, porque creo que tomé con sensatez la decisión de dedicarme profesionalmente al triatlón. Los resultados acompañaban, todo indicaba que tengo margen de progresión y tengo la madurez personal suficiente como ser responsable y tomármelo como lo que es: un trabajo maravilloso, pero un trabajo a fin de cuentas. No fue fácil pasar de la estabilidad de un trabajo fijo a la inestabilidad de un autónomo, pero al final me decidí y ahora estoy súper contento de haberlo hecho.

LA VIDA DE UN PRO

Yo no sé cuál es el caso de otros deportistas y tampoco me atrevería a hablar de lo que siente el resto de la gente, pero lo que sí puedo asegurar es que a mí personalmente no me cae nada del cielo. Siempre me gusta probar cosas nuevas, por eso decidí probar con el tri, aunque no había nadado nunca en serio. Mi primer tri fue en el 70.3 de Wiesbaden, empecé a nadar 3 meses antes y me fui allí a ver qué tal. No conseguí un gran resultado pero me gustó más de lo que había pensado. Perdí un montón nadando pero en bici y a pie, veía que podía ser competitivo. Y esta es la historia de mi “lanzamiento al agua”. No hace tanto que puedo dedicarme a esto profesionalmente y me siento realmente afortunado.

Hasta entonces siempre he estado compaginando el deporte, incluso a nivel de elite, con los estudios y luego con un trabajo de 9 horas diarias. Tampoco he sido nunca de “llegar y besar el santo”, es decir, que para ganar carreras siempre he necesitado tiempo para adquirir nivel progresivamente, y bastante más tiempo para llegar a estar arriba en cualquiera de los deportes o las disciplinas que he practicado. Ahora mismo me dedico en exclusiva al triatlón, metido 24h al día en el que ahora es mi trabajo. Entreno y descanso exactamente cuando me toca, cuido mis piernas y espalda con masajes, también mi alimentación, reviso y mejoro todo lo que respecta al material, trabajo mis sponsors y  analizo minuciosamente las competiciones. En definitiva, que cambié un trabajo de 9 horas que me agradaba por otro que es mi pasión a turno de 24h, que no es nada fácil y exige una lucha diaria sin descanso, pero al menos para mí, es muy gratificante.

INNOVADOR

Siempre compito con aquello que me gusta, para mí es importante tener material en el que confío plenamente, con el que me siento cómodo, que ofrece las mejores prestaciones y que sé con total seguridad que no me va a fallar. Es por esto que siempre pruebo bien el material que me ofrecen antes de comprometerme con una marca a llevarlo en competición y aceptar el patrocinio. Partiendo de esta base, pensé que podría ser interesante ofrecer al resto de triatletas la posibilidad de llevar un material con la garantía total de que funciona, porque yo lo he probado y aprobado cuando que sé que funciona perfectamente.

¿Y AHORA QUE?

La verdad es que estoy viviendo temporadas geniales. Aún espero poder añadir algo más a la lista.  Siento que puedo mejorar en todo, no creo que esté estancando en nada, ni en ninguna disciplina ni en ninguna cualidad, es decir, creo que puedo ser más rápido y más sólido en los tres deportes. Cada año veo mejoras, tengo ganas de seguir para adelante y no quiero establecerme límites. Mis objetivos se enfocan hacia la larga distancia, soñar con ganar en Hawái es gratis aunque no es nada realista, pero con ir y hacer un buen resultado… estaría más que satisfecho.

Voy a seguir trabajando al máximo la natación que, aunque sé que nunca seré un grandísimo nadador, poniendo todo de mi parte, sí que podré salir en los mejores triatlones con opciones de poder recuperar lo perdido. A pie ahora mismo para LD creo que tengo buen nivel, así que seguiré trabajando, pero el objetivo va a ser mantener mi nivel. No pienso todavía en mi retirada… ¡qué acabo de llegar! .No me gustan los largos plazos, vivo mucho más al día y sólo pienso seguir mientras me apetezca, porque en esto sólo se puede ser bueno mientras mantengas la ilusión y la motivación, el día que eso se acabe…. me retiraré.

YO CONFIESO  

▶ Se lo debo todo a mis padres, Felipe e Isabel, y a mi mujer Azucena, con los que sé que siempre puedo contar y a los que estaré eternamente agradecido. Jordi y Agustí Pérez, porque creer en alguien cuando no ha conseguido nada, es admirable. Santi Pellejero, qué paciencia tiene ese hombre conmigo. Jamás ha perdido la esperanza de que podría y podré ser un buen nadador. Philippe Durand, del Club Triathlon Marville, porque además de su apoyo en tiempos difíciles… tengo su amistad y eso es lo más importante.

▶ Soy tan constante como cabezota, dos cualidades a priori iguales, pero que no conviene confundir. La cabezonería siempre trae problemas y la constancia premios.

▶ Si tengo que sumar hasta el 100% en las prioridades de mi vida sería: 50% salud + 30% amor + 10% medallas + 10% dinero.  

Ganar en Alpe D´huez ha sido mucho más que mi mejor resultado en larga distancia internacional. Supuso demostrarme que era capaz de hacerlo todo bien, de entrenar con dureza y competir con cabeza. En larga distancia no vale con salir como un animal, porque cuando quieres corregir el error, ya es tarde y toca retirarse o arrastrarse hasta la meta en el mejor de los casos. Es una carrera maravillosa, todo el mundo debería ir y vivir la maravilla que es nadar en agua helada y cristalina, subir los puertos donde se han escrito las batallas más duras de las historia del ciclismo… y después correr como pez fuera del agua.

▶ Si pudiera hacer un equipo de triatlón a relevos elegiría a Michael Phelps, a Fabian Cancellara y a Haile Gebrselassie. Yo creo que llevaría el agua y las chaquetas.

▶ Supongo que aunque el triatlón es mi vida… siempre tendré alma de biker, porque para mí un entrenamiento perfecto es salir pronto con la bici de bici de montaña y hacer cuatro o cinco o horas sin parar, sin método, plan, reloj ni pulsómetro

▶ Pienso que la distancia ideal o la más recomendable para empezar en larga distancia es el 70.3, pero la distancia reina, donde se demuestra la excelencia del rendimiento físico del ser humano es en el Ironman.

▶ Si tuviera que perderme en algún lugar del planeta me iría al Bryce Canyon National Park, con Azucena por supuesto.

No cambio una medalla de oro olímpica por ser primero en Hawai… ni de coña.

Te recomendamos

Sácale todo el partido posible a tu entrenamiento indoor...

Algunas teorías sobre la recuperación post deporte no tienen base científica...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.