Logo Motorpress Ibérica Sports
Run

Biomecánica de la carrera en fatiga

En el triatlón todo se complica un poco más por la fatiga previa de la natación y de un sector ciclista que también incide sobre el tren inferior.
Cristina Azanza , 13/03/2017
Biomecánica de la carrera en fatiga
Biomecánica de la carrera en fatiga

Las aportaciones de la biomecánica en el análisis de la carrera de resistencia son indiscutibles y abarcan múltiples parcelas: análisis de economía de carrera, prevención de lesiones mediante estudios técnicos descriptivos, análisis de la interacción calzado-pavimento-deportista… Todos estos parámetros se estudian casi siempre sobre un tapiz rodante en el que se observa y graba al corredor. Sin embargo, éstos se ven modificados con la aparición de la fatiga. En el triatlón todo se complica un poco más por la fatiga previa de la natación y de un sector ciclista que también incide sobre el tren inferior.

El rendimiento en las carreras de fondo depende del consumo máximo de oxígeno, del umbral anaeróbico (%VO2max) y de la economía de carrera. La economía de carrera  es entendida como el gasto energético necesario para correr a una velocidad de carrera determinada. Esta depende de una serie de factores  entre los que está la biomecánica, la fatiga y la interacción de ambas.

En el Triatlón los segmentos anteriores a la carrera influyen en la biomecánica (tomando como referencia la frecuencia y longitud de paso). El efecto más evidente es una pérdida de la economía de carrera -aunque esta pérdida presenta diferencias individuales dependiendo del nivel del triatleta- en los primeros compases de la misma. Esta pérdida de economía se asocia a un cambio brusco motor, al pasar de una actividad con gran componente concéntrico, donde el peso del cuerpo es soportado por la bicicleta, a la carrera donde tenemos que soportar el doble o triple de nuestro peso y cobra importancia el componente excéntrico (impacto en el suelo).

EFECTOS DEL CICLISMO EN  LA BIOMECÁNICA DE CARRERA

Disminución de la longitud del paso.

Menos angulación de la rodilla en la fase aérea y menor extensión de ésta en la fase de apoyo.

▶ Mayor inclinación del tronco hacia adelante (efecto de la postura en la bici).

▶ Mayor rigidez de la musculatura del tren inferior, en especial los cuádriceps.

VARIACIONES DE LA BIOMECÁNICA  Y FATIGA

▶ Longitud de paso: la mayoría de los estudios observan una disminución de  la longitud de paso, acentuada en los primeros compases de la carrera,  que con el paso de los kilómetros mejora y disminuye al final. Si tenemos en cuenta que la longitud del paso depende, por una parte de la flexibilidad y, por otra, de la fuerza muscular, la estrategia para minimizar este efecto es el trabajo de mejora de la elasticidad  de la musculatura flexora y extensora de la cadera, rodilla y tobillo, unido a un trabajo específico de fuerza.

Frecuencia de paso: Numerosos estudios muestran que la frecuencia de paso tanto en atletas de alto nivel  como en triatletas  de mejor rendimiento en carrera está en torno a los 180 pasos por minuto, o por encima de esta cifra. Si corremos a frecuencias inferiores, aumentar ésta implica reducir la magnitud de los impactos y por tanto la energía absorbida en las articulaciones de rodilla y cadera. Al apoyar el pie más cerca del centro de masas, se producen menor desaceleración (menor estrés muscular excéntrico). Hay que evaluar nuestra propia frecuencia y elevarla hasta encontrar nuestra frecuencia óptima (lo más cerca posible de las 180); para ello la estrategia más adecuada sería un trabajo de técnica analítica (multisaltos, skkiping,…) y trabajo de frecuencia a ritmos de competición.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.