Publicidad

El problema de Lionel Sanders en Kona fue la alimentación

El triatleta canadiense explica las verdaderas causas de su bajón en los últimos kilómetros del maratón del Mundial Ironman de Hawaii.
-
El problema de Lionel Sanders en Kona fue la alimentación
El problema de Lionel Sanders en Kona fue la alimentación

Lionel Sanders vuelve a repetir lo que lleva diciendo meses: “Quiero ganar Hawaii. Todavía tengo que minimizar mi déficit en el agua. También mi rendimiento en bicicleta en la larga distancia puede mejorar", explica el canadiense en una entrevista concedida al medio alemán Tri-Mag.

Sin embargo, para lograrlo ya sabe realmente dónde tiene que poner especial énfasis: "Pero la clave para mí será gestionar bien la alimentación para poder correr bien después del duro segmento ciclista, algo en lo que no tuve éxito en 2017”.

El subcampeón del mundo Ironman está convencido de que éste fue su verdadero hándicap en Kona el año pasado y no su técnica de carrera. “No, no cambiaré mi estilo. La mala técnica en Hawaii se puede atribuir a errores en la dieta, falta de energía y una bici difícil. Sé que no corro muy bien, pero lo tengo asumido”, aclara Sanders, que fue superado por Patrick Lange a falta de tan sólo 5 kilómetros para el final.

El reciente y flamante ganador por segundo año consecutivo del Ironman 70.3 de Pucón, con récord incluido, también habla de las claves de su gran rendimiento en el segmento de ciclismo. “Al principio, mi principal preocupación es aumentar el VO2max y mejorar mi umbral anaeróbico. Hacia final de la temporada, hago entrenamientos bastante más largos en el rango del umbral más bajo. De media, paso de ocho a diez horas a la semana en la bicicleta. Una semana típica de entrenamiento suele incluir un rodaje largo, dos días de series, tres sesiones relativamente fáciles y una de descanso activo. Después de este bloque de entrenamiento de siete días, siguen tres días de entrenamiento relajados”, comenta Sanders.

“Diría que mi FTP actualmente está en alrededor de 390 vatios y mi frecuencia cardíaca máxima, ahora que he empezado a entrenar nuevamente por pulso, es de 180 a 185”, añade.

Además, como es bien sabido, suele completar todos los entrenamientos a cubierto: “La única vez que monto en bici fuera es en el verano. Mientras tanto, mi entrenamiento se lleva a cabo indoor y sólo salgo al exterior en las competiciones”.

Como todos los triatletas, Sanders tiene varios entrenos fundamentales que le aportan la confianza necesaria cuando se acerca la competición: “En el agua, me gusta hacer series más largas, pero nadando los primeros 100 metros al ritmo inicial de la competición. Luego cambio a mi ritmo de carrera en el resto de la serie para entrenar la dinámica de la competición lo más específicamente posible.

En la bicicleta suele ser una sesión con 2 x 30 minutos, que a veces aumento durante el transcurso de la temporada a 4 x 30 minutos.

En carrera, uno de mis entrenos favoritos es 5 x 2.000. A medida que avanzan los meses voy incrementado los ritmos”, explica el vigente campeón del mundo ITU de Larga Distancia, que para recuperar duerme ocho horas, hace un visita semanal al fisioterapeuta y se toma tres días de descanso después de los bloques duros de entrenamientos.

 

Te recomendamos

Una bici de ADN profesional, dura, explosiva y con un trabajo muy afinado en geometrí...

La aventura de la campeona olímpica y mundial de natación en las Highlands escocesas...

Tendrá la capacidad de comunicar la posición del ciclista y, por tanto, alertar de su...

¿Quieres tener el honor de bautizar a la primera bicicleta específica para mujeres d...

Parte de nuestro entrenamiento debe estar enfocado a hacernos más eficientes con este...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.