Publicidad

Prepara tu estrategia para un triatlón con drafting

El triatlón es un deporte individual que se desarrolla en un escenario de “todos contra todos”. Esto significa que lo que haga el resto de triatletas que compiten en la misma prueba que yo, puede afectar a mi rendimiento por lo que es importante elaborar una táctica de competición.
Andreu Alfonso -
Prepara tu estrategia para un triatlón con drafting
Prepara tu estrategia para un triatlón con drafting

Como es obvio, para poner en práctica cualquier aspecto táctico, es necesario conocer a fondo las cualidades del rival y las propias.

Quizás, estas últimas, las propias, sean las más importantes a la hora de plantearse como van a intentar resolverse todos los problemas que surjan en la carrera. Porque ahí está la clave: la resolución de problemas. Que levante la mano aquel que haya podido acabar un triatlón sin que se le presentara algún imprevisto, algo que no estaba en el guión. Y los problemas en el triatlón, los traen la climatología, los rivales, los fallos mecánicos, el circuito y finalmente, uno mismo.

Los supuestos tácticos son infinitos e inabarcables en un artículo: a ciertos triatletas les puede interesar una natación lo más complicada posible: nadar en agua dulce, sin neopreno y con viento y oleaje, al ser muy buenos nadadores; otros, preferirán un circuito exigente en bici dónde poder soltar de rueda a los triatletas con menos nivel ciclista; para otros, el calor extremo puede aumentar sus opciones de batir a más rivales, etc. Nos vamos a referir por tanto, a supuestos generales que nos pueden afectar a todos:

NATACIÓN

La natación presenta un punto tácticamente importante conocido por la mayoría de vosotros: el paso por la primera boya. Para llegar bien colocado a la primera boya y no sufrir el consabido atasco que puede dejarte cortado y mermar tus opciones de salir en el primer grupo o en el grupo que te corresponde, tres son los aspectos que hay que trabajar:

  • Hay que entrenarlo. En triatlón no se nada un 1500 como en la piscina. Aquí salimos casi a tope hasta la primera boya y luego sobrevivimos como podemos. Necesariamente hay que incorporar en las sesiones de entrenamiento este tipo de trabajo: trabajo a altísima intensidad seguido de trabajo de mantenimiento de ritmo.
  • Elegir un buen lugar en el pontón o línea de salida en función de tus características y del conocimiento de los rivales. Pero siempre siendo valiente. Es difícil llegar bien colocado a la primera boya si eres de los que rehúyen la batalla.
  • Calentar bien. Merece la pena dedicarle todo el tiempo posible a hacer un calentamiento largo y completo. Planifícalo bien. Prueba y arriesga con calentamientos largos e intensos.

PRIMERA TRANSICIÓN

La primera transición, la T1, es un lugar dónde se pierden muchas opciones de hacer una buena carrera.

  • El lugar en boxes no se elige, te lo asignan, por lo que no cabe queja alguna. Dedica el tiempo necesario a tomar referencias de dónde está tu bicicleta y tiempo a visualizar la circulación por boxes: has de verte varias veces realizando la transición completa.
  • Entrena en serio y de forma sistemática a quitarte el neopreno, a automatizar todos los gestos de la transición, a correr con la bicicleta de la mano, a saltar sobre la bicicleta, es decir, trabaja a fondo toda la parte de habilidades.
  • Entrena y prepárate para el sufrimiento que van a significar los primeros kilómetros del segmento de ciclismo, casi con toda seguridad, los más duros de todo el triatlón. Incorpora el entrenamiento de alta intensidad y las sesiones de multitransiciones natación-rodillo en tu planificación.

CICLISMO

Durante el ciclismo se producen la mayoría de las situaciones que todos entendemos como tácticas y son muchas las decisiones que hay que tomar. Entre las más importantes tendremos:

  • Elige adecuadamente tu lugar en el pelotón: hay momentos para tirar, por ejemplo cuando hay que colaborar entre todos para cazar al grupo de delante o para abrir hueco con el grupo que nos persigue; momentos para ir en las primeras posiciones, en general, casi siempre, para evitar quedarse cortado ante una posible caída y para poder ver bien la carretera; también hay momentos para ir en el centro del pelotón bien resguardado, como por ejemplo cuando necesito tomarme un respiro y la zona por la que se transita no presenta ninguna dificultad como repechos, rotondas, etc ; y prácticamente, nunca es bueno ir colocado en las últimas posiciones del mismo, porque aumenta el riesgo de cortarse ante una caída o verse involucrado en la misma, porque se sufren todos los latigazos del pelotón en cada rotonda o curva complicada, etc, así que es recomendable evitar ir en las últimas posiciones del pelotón.
  • Usa en cada momento el desarrollo adecuado, recuerda que después de pedalear hay que correr. El uso de un desarrollo más fácil exige más metabólicamente pero menos muscularmente y por eso es una adaptación que exige tiempo de entrenamiento. Y aunque cada uno tenemos una frecuencia o cadencia de pedaleo dónde nos encontramos más cómodos, no dejes de probar cosas en los entrenamientos, especialmente en los días en los que tengas transición ciclismo-carrera.
  • Define cuál va a ser la estrategia que vas a seguir para alimentarte durante el ciclismo puesto que es casi el único momento dónde vas a poder hacerlo con relativa tranquilidad y asegúrate de que lo haces: cuánto vas a beber (prioritario) y cuanto vas a comer. Y asegúrate de hacerlo por muy loca que vaya la carrera.
  • Prepara la llegada a la segunda transición. Cuando el pelotón es muy grande, la diferencia entre bajar en cabeza o llegar de los últimos puede llegar a suponer más de 20” de diferencia y además, los primeros siempre tienen menos bicis y menos jaleo por delante lo que disminuye el riesgo de enganchones y tropiezos con las bicicletas de otros.

SEGUNDA TRANSICIÓN

La segunda transición, la T2, suele ser menos importante tácticamente que la primera excepto por lo que hemos comentado en el último punto del ciclismo.

CARRERA A PIE

En la carrera a pie, hay un par de aspectos importantes a resaltar:

  • El primero, controlar bien el ritmo de salida: no siempre salir más lento es garantía de éxito en triatlón sprint y olímpico, de hecho, si habláis con los triatletas de nivel mundial os confirmarán lo importante que es salir muy fuerte para aprovechar el calentón del ciclismo y colocarse bien. El bache en los kilómetros centrales es casi inevitable y en los últimos kilómetros, el que haya comido y bebido bien durante la bici y se haya podido hidratar bien en los primeros kilómetros de la carrera a pie, volverá a tener más opciones de rehacerse.
  • No obstante, cada uno sabe lo que le va mejor y eso es lo que hay que adoptar como estrategia individual y tratar luego de aplicarla.
Te recomendamos

No te pierdas la nueva campaña de New Balance...

Tanto las sesiones al aire libre de los triatletas como el gimnasio exigen una correc...

Nos fuimos al Test The Best 2017 para comprobar cómo sienta una cerveza 0,0 isotónica...

Reproductor de música, GPS con seguimiento de tracks y monitor de actividad 24 horas ...

No te olvides de hidratarte después del esfuerzo para acelerar la recuperación....

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.