Logo Motorpress Ibérica Sports

Diseña tu calendario

Llega un momento en que no te basta con entrenar, incluso con seguir un programa. Te hace falta esa chispilla que sólo la competición puede darte, planificar tu temporada de manera lógica te hará sacar lo mejor de ti.
Óscar Díaz , 02/12/2016
Diseña tu calendario
Diseña tu calendario

Darte cuenta de cómo cambia tu rendimiento al combinar tres deportes en un mismo día, medir tu estado físico real comparándote con docenas de otros triatletas, cada uno con su motivación, y, en resumen ser el protagonista de esa fiesta que supone el Día D. O los días D, pues bien puedes plantearte una cita antes de verano y otra después.

Pero antes de que llegue ese día has tenido que decidir dónde, cuándo y cuánto competir. Especialmente ahora, que se aproxima el cambio de año es época de plantearte tu calendario deportivo. ¿Cómo puedes hacerlo? Si ya eres veterano o tienes amigos con experiencia, te resultará más sencillo elaborar tu calendario. Si no, tu personalidad, lo que hayas leído de triatlon, grado de entrenamiento, círculo de amistades, deseos de conocer alguna ciudad viviéndola de una manera diferente y la imagen que pruebas clásicas o reputadas te hayan podido sugerir lo hará te ayudarán a elegir.

La lógica pide prudencia, moderación, y no un exceso de optimismo que te lleve a venirte arriba y querer dar un bocado demasiado ansioso. Mejor empezar con experiencias cortas, positivas y asequibles antes de darte de narices con un muro como el que puede aparecer si te metes en un Ironman con pocos meses de experiencia acumulada. A partir de ahí hay varios criterios, todos ellos válidos y combinables entre sí.

Lo primero podría tener que ver con la ciudad en que se disputa. Si tienes alguna vinculación emocional como haber crecido en ella, ver a amigos lejanos, te llama el conocer una nueva localidad o amigos tuyos son organizadores de alguna prueba, es posible que te llame la atención competir allí. ¿Por qué no? Adelante. Sobre todo si sólo quieres pasarlo bien y no te preocupa demasiado el recorrido. Aunque también aquí hemos de tener en cuenta la proximidad al domicilio.

Como imaginas, la distancia condiciona la logística y lo que te vaya a costar la participación además de la inscripción: gasolina o avión, más hotel, comidas y cenas, etc…e incluso «vender la idea» en casa de pasar todos un fin de semana fuera. Cuanto más cerca de casa más cómodo. ¿Verdad? Sobre todo en la vuelta a casa si te toca conducir cansado. Pero claro. No va a ser lo mismo correr en Ciudad Real, por ejemplo, que hacerlo en la Casa de Campo en el mismo recorrido donde han estado Raña, Gómez Noya o los Brownlee…casi nada, como no es lo mismo de cara al necesario postureo ante los colegas competir a algunos cientos de kilómetros de tu casa, sobre todo si es una carrera con nombre poderoso como Ironman o Campeonato de España.

La experiencia del organizador es también importante. No es lo mismo una empresa que lleve más de diez años organizando su prueba y haya adquirido fama en los foros que una que lo hace por primera vez, con su mejor intención y toneladas de ilusión, aunque sin ese bagaje que da la experiencia. Se pueden escapar detalles del timing si se juntan demasiadas categorías, otros relacionados con permisos que obliguen a modificar el recorrido, avituallamientos que se queden cortos para los últimos clasificados, un recorrido demasiado duro o blando o los reflejos para solventar problemas relacionados con la climatología…Hay tantos imponderables, que si bien no es sinónimo de éxito, pero la experiencia también es un grado en cuanto a organizar un triatlon.

El recorrido, con sus paisajes, altimetrías y entorno de natación va a ser el tercer elemento que debes valorar. No es lo mismo nadar en mar, con un agua cristalina y en calma, paralelo a la orilla, que en un pantano oscuro en el que te adentras buscando una boya para dar la vuelta...ni que un río, sobre todo si tienes que hacer un recorrido de ida y vuelta con corriente en contra. Pero tampoco es lo mismo un cómodo recorrido urbano en bici, con varias vueltas que uno de autovía desde el punto A al B o uno lleno de puertos, de uno de esos de estar acoplado y mirar el pulsómetro sin mover la cabeza o que la carrera a pie pase por más parques y lugares emblemáticos de la ciudad que por polígonos industriales.  Y ¡cuidado con la distancia! que si no puedes sacar varias horas de entrenamiento cada día puedes darte con un muro. Mejor vive el triatlon por el mero hecho de practicarlo,  disfruta de participar, primero con distancias asequibles que te puedan permitir llegar a meta sin lesionarte ni tener que abandonar frustrado al no haber conseguido ser finisher. Acumula experiencia, cuanta más mejor hasta que hayas conseguido cumplir tus objetivos de ritmo y sensaciones antes de pasar a la distancia superior. Es lo sensato. Ya habrá tiempo de hacer olímpico, media o larga distancia. Lo que tu familia y tu cuerpo te permita. Aunque si lo haces, ten claro que puedes sufrir más que disfrutar.

Poco más puedo aconsejarte porque apenas soy un novato en esto de los tres deportes, pero sí me atrevo a recomendarte que en caso de dudas entre dos objetivos, te quedes con el más asequible sin ningún tipo de rubor. Vas a disfrutar más, sufrir menos y, si el día se da mal, puedes —a base de sufrir de manera razonable— acabar la carrera sin el sobreesfuerzo o el riesgo de lesionarte o decepcionarte al tener que abandonar. Busca un entorno bonito y en una prueba que por afinidad con la ciudad, recuerdos que te traiga, ambiente de la carrera o paisaje te guste. Y si tienes amigos que vayan a competir puedes compartir su calendario. De momento, te cuento el mío de 2017 con el debut en Media Distancia, en Vitoria, como gran cita. Antes vendrán en mayo el Triaroc, en distancia olímpica sin drafting, como ensayo general, aunque también como rodajes largos habrá alguna otra participación: el gran Trail de Trillo en enero, el triatlón de Guadalajara en distancia olímpica en junio para acompañar a un buen amigo en su debut…y alguna idea más que seguro que se ocurrirá. Recuerda que hay pruebas en que las plazas se agotan a las pocas horas de abrirse las inscripciones, sobre todo en las competiciones más prestigiosas. Así que si estás dispuesto a dar el paso mejor no lo pienses demasiado...

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.