Logo Motorpress Ibérica Sports

El triatleta que falleció en el Ironman 70.3 de Filipinas sufrió un infarto de miocardio

"Los triatletas deben hacerse chequeos médicos regularmente antes de la carrera".
Triatlón , 09/08/2017
El triatleta que falleció en el Ironman 70.3 de Filipinas sufrió un infarto de miocardio
El triatleta que falleció en el Ironman 70.3 de Filipinas sufrió un infarto de miocardio

Los restos mortales de Eric Nadal Mediavillo, el triatleta de 46 años que falleció el pasado domingo durante el segmento de la natación del Ironman 70.3 de Filipinas, han sido trasladados este martes a San Pedro Laguna, su ciudad natal, para darles sepultura. Un triste viaje de regreso que también ha hecho su esposa, que viajó a Cebú para ver competir a Eric.

La investigación médica posterior al fatal desenlace ha determinado que el deportista, que representaba al equipo Multi-Sports de la Academia Filipina de Marina Mercante (PMMA), murió como consecuencia de un infarto de miocardio (IM), comúnmente conocido como ataque al corazón. "No falleció durante la carrera. Fue rescatado porque pudo pedir ayuda a los socorristas cuando empezó a encontrarse mal dentro del agua. Murió durante el traslado al centro hospitalario", confirmó Princess Galura, gerente general de Sunrise Events Inc. (SEI), equipo organizador de la carrera. 2.000 triatleras de los 2.762 que tomaron la salida consiguieron terminarla sin problemas.

Galura explicó que antes de que un deportista se inscriba en una prueba de este tipo debe someterse a un examen médico exhaustivo para asegurarse de que está físicamente en condiciones: "Algunos triatletas no saben que pueden tener alguna dolencia cardiaca sin detectar, como Eric. Hacer ejercicio, para ellos, es suficiente... Y no lo es. Por eso, siempre les recordamos que deben hacerse reconocimientos médicos exhaustivos con regularidad antes de la competición para prevenir este tipo de tragedias".

Al inscribirse, bajo la consideración de que el triatlón es un deporte extremo, se pide a los participantes que firmen una renuncia, declarando que no responsabilizarán a los organizadores de los posibles daños físicos que puedan sufrir durante la carrera. Además, se les recuerda los peligros que entraña una prueba de esta exigencia si no se está lo suficientemente preparado.

Es la tercera víctima mortal que se produce durante la disputa del Ironman 70.3 de Filipinas. Por consiguiente, Galura y su equipo ya han advertido de que endurecerán los requisitos, a nivel de control médico, para que los deportistas puedan inscribirse en la prueba.

En 2009 Juan Miguel Vázquez sufrió un derrame cerebral también en el segmento de la natación. Y en 2012 Ramón Igaña Jr. murió de embolia pulmonar aguda mientras recorría el tramo ciclista de 90 kilómetros.


Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.